El MAS de Evo Morales se reorganiza para las nuevas elecciones en Bolivia

El Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales se mantiene como fuerza política de peso aún con la ausencia de su líder, de cara a las próximas elecciones. En Órbita consultó al politólogo Nicolás Melendres.

Las autoridades y sectores movilizados de Cochabamba acordaron el levantamiento de los bloqueos y el repliegue de las Fuerzas Armadas. Uno de los puntos clave de este acuerdo en Bolivia es la ayuda a las familias de los heridos y los fallecidos durante las protestas.

«En las próximas horas vamos a tener a una Bolivia tranquila, en paz, transitable, sin cercos, sin bloqueos», dijo el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano.

El acuerdo fue logrado poco después de que la presidenta de facto, Jeanine Áñez, promulgara la llamada ley para la realización de elecciones, que se realizarán a más tardar en febrero de 2020.
La normativa establece un plazo máximo de 120 días para los comicios, una vez sea aprobado el calendario por el Tribunal Supremo Electoral, cuyos miembros serán elegidos por el Parlamento.

El presidente depuesto Evo Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, tienen prohibida la participación.

García Linera reconoció en entrevista al diario chileno La Tercera, que al Movimiento al Socialismo (MAS) le faltó renovación de liderazgos.

En Órbita consultó al politólogo Nicolás Melendres sobre la reestructura del MAS de cara a los próximos comicios.

Melendres se refirió así a Salvatierra, expresidenta de la Cámara de Senadores y en quien recayó la responsabilidad de la presidencia de la nación tras las renuncia del expresidente y del exvicepresidente, previo al golpe de Estado.
En el caso de Rodríguez, de 30 años, procede de Sacaba, el municipio próximo a Cochabamba donde nueve campesinos cocaleros fueron asesinados la semana pasada. Asumió la presidencia de las Seis Federaciones Cocaleras del Trópico de Cochabamba, que estuvo liderada por más de 30 años por Morales.

El politólogo entrevistado también se refirió a las posibilidades del movimiento de volver a ganar las elecciones.

«Existe una posibilidad interesante en estos liderazgos. Pueden refrescar al partido. Es una oportunidad de presentar nuevos perfiles que no estuvieron en las elecciones del 20 de octubre. Recordemos que el voto duro del MAS no baja del 40%, es significativo. Las condiciones para la victoria no están lejos para el MAS», afirmó Melendres.

Balotaje inédito en Uruguay; Día contra la Violencia de Género

En Uruguay, el candidato opositor Luis Lacalle aventaja por poco más de 28.600 votos al oficialista Daniel Martínez, tras el balotaje del domingo 24 de noviembre.

Con el 100% de los sufragios escrutados, Lacalle, líder del Partido Nacional, obtuvo 48,7% y Martínez, del Frente Amplio, 47,5%. La diferencia entre ambos es inferior a la cantidad de votos observados.

«Este Gobierno surge de una elección que muestra un país partido. 30.000 votos es muy poca diferencia. La coalición ya surge con debilidades, condicionamientos y con grietas internas», agregó.

El escrutinio secundario comienza este martes 26 y la proclamación oficial del presidente electo será a más tardar el viernes 29.

En otro orden, este lunes 25 de noviembre se celebró el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La ONU conmemora la fecha desde hace 20 años, para poner fin a un flagelo que afecta a mujeres y a niñas de todo el mundo.

El Gobierno de Francia prometió en la jornada confiscar las armas de fuego a los agresores, colocarles brazaletes electrónicos y habilitar 1.000 alojamientos para las víctimas. Al menos 130 mujeres han muerto en el país en lo que va del año a manos de sus parejas o exparejas, debido, en parte, a la pobre respuesta policial.

Francia tiene una de las tasas más altas de Europa, algo que el presidente, Emmanuel Macron, ha descrito como la «vergüenza de la nación».

En tanto, en Latinoamérica una mujer es asesinada cada dos horas. Al menos 3.287 mujeres han sido víctimas de femicidio en 2018 según la CEPAL, en 15 países de América Latina y el Caribe.
En la jornada, a nivel mundial miles de mujeres tomaron las calles para reivindicar sus derechos.

En Colombia y Argentina, organizaciones y colectivos feministas lideraron masivas manifestaciones.

La marcha en Buenos Aires estuvo marcada por la consigna «Protocolazo», en referencia a la anulación del Gobierno del protocolo de aborto legal, lo que provocó la renuncia del secretario de Salud.