«El Gobierno de Cuba es el más transparente de América»

La Asamblea Nacional del Poder Popular se reunirá este jueves 10 en sesión extraordinaria para elegir al presidente, vicepresidente y secretario del cuerpo, así como al presidente República, de acuerdo con las pautas de la nueva Constitución aprobada en febrero.

La instancia fue convocada por el Consejo de Estado en cumplimiento del cronograma legislativo y electoral establecido por la reformada Carta Magna, que entró en vigor el 10 de abril. Figuran la elección del presidente, del vicepresidente y del secretario de la Asamblea, que a su vez serán los máximos miembros del Consejo de Estado.

También se da como un hecho que el primer mandatario, Miguel Díaz-Canel, será reelecto en su cargo.

«Todo el mundo espera que se mantenga como presidente porque ha hecho un buen trabajo. Lo que no se sabe es en qué grado se renovará la dirección de la Asamblea Nacional», dijo a Sputnik el exdiputado y actual subdirector de Radio Habana, Pedro Martínez.

«Se aspira a una renovación para que sea más joven la nueva presidencia de la Asamblea», indicó Martínez, tras recordar que el cargo actualmente es desempeñado por Juan Esteban Lazo Hernández, nacido en 1944 y parte de la segunda generación de dirigentes del proceso revolucionario.

Quien asuma la tarea presidirá, además del cuerpo legislativo, el Consejo de Estado, cargo que hasta el momento desempeñaba el presidente. «Esto lo deja al presidente de Cuba y su vicepresidente en mejores condiciones para poder dirigir al Consejo de Ministros y la acción de Gobierno», señaló el entrevistado.

Una vez se confirme el nombre del presidente, este tendrá tres meses para proponer a la Asamblea Nacional probables ocupantes del puesto de primer ministro, una figura que se incorporó con la reforma constitucional.

«Estamos en un momento de perfeccionamiento de la democracia cubana, que realmente ha ido avanzando notablemente», puntualizó el subdirector de Radio Habana.

En este sentido, Martínez dijo que «el máximo órgano del poder en Cuba» pasará a ser la Asamblea Nacional, que elegirá este jueves 10 a los otros 18 integrantes del Consejo de Estado, que tenía 31 miembros y ahora pasará a 21.

Martínez destacó las fortalezas del modelo cubano para encarar una renovación de sus cuadros históricos, reformas económicas, políticas y constitucionales con paz social, algo atípico en el contexto regional. Para que eso sea posible uno de los factores clave «es tener una auténtica revolución», agregó.

En contraposición, Martínez se mostró preocupado por la realidad de algunos países latinoamericanos.

«Vengo hace poco de Ecuador y he visto el desempleo, la persecución por ideas políticas y una represión tremenda a todo lo que fue Rafael Correa (…) o lo que pasa en Perú, lo que va pasar en Argentina, Brasil», señaló.

«También lo que está pasando en EEUU, con un presidente que le prohíbe declarar a un embajador que ha sido convocado para que lo haga», agregó.

«Esa es la ridícula democracia que se pone de ejemplo para criticar procesos como el de Cuba, Venezuela, Bolivia o Nicaragua», destacó Martínez.

«En Cuba no es una revolución perfecta, lo dijo el propio Fidel Castro: mientras una sola persona piense que la obra de la revolución no es perfecta está obligado el país y todos los cubanos a luchar por la perfección de la revolución», puntualizó.

Para Martínez el Gobierno cubano es el más transparente de América en todo su funcionamiento. «A partir de este jueves se consolidará y continuaremos la batalla principal que es para que EEUU un día respete a Cuba y levante el bloqueo», sentenció.