El disco Luzbelito en el capítulo “Navidad en las trincheras” de Música al Ángulo. Columna de Felipe Castro

“Los Redondos tienen que ver con la manifestación artística de resistencia, siempre se pararon desde la oposición. La elección de la música es transmitir un poco a las nuevas generaciones lo que vivíamos en esos momentos, donde salió Luzbelito (1996), donde los Redondos nos inundaban la cabeza.

La cultura tiene las armas para poder enfrentarse a ese sistema, tiene la posibilidad de marcar bien la diferencia y no lo hemos hecho en un montón de cosas: mantuvimos jerarquías, fuimos a favor del sistema en un montón de aspectos. Desde la trinchera y confiando que la batalla se va a dar desde el corazón, los artistas también debemos pensar si no debemos dar determinadas peleas para no correr estos riesgos otra vez”.