«El asesinato de mujeres se ha convertido en una pandemia en Mexico»

Con nueve femicidios por día, México es el país más peligroso para las mujeres por el solo hecho de serlo. Ciudad de México activó el jueves 21 el llamado «alerta por violencia doméstica» en la previa al Día Internacional de Eliminación de la Violencia hacia la Mujer.

«Hoy quiero informarles que he decidido decretar la Alerta por Violencia en Contra las Mujeres», escribió Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la capital del país latinoamericano, en su cuenta de Twitter.

Se trata de una serie de medidas que buscan reducir los femicidios y que no queden impunes los que se cometan.

Su mensaje fue previo al Día Internacional de Eliminación de la Violencia hacia la Mujer, instaurado por la ONU hace 20 años y que se conmemora este 25 de noviembre.

Desde 2015 hasta marzo de este año, la Secretaría Federal de Gobernación de México emitió Alertas de Género en 17 estados de la federación mexicana, y una declaratoria por Agravio Comparado en el estado de Veracruz (sureste). Estos datos reflejan una realidad cruda: de los más de 3.200 casos anuales, 98,5% queda sin castigo a los culpables.

Además de la violencia extrema que significa el asesinato, otros tipos de violencia conforman el estado de situación y naturalizan el destrato hacia la mujer por su condición.

Por eso, el mismo día del anuncio de Sheinbaum, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó un plan de igualdad de género que abarca varios aspectos.

Reducir la pobreza que alcanza a 84% de las mujeres rurales; fomentar el empleo femenino, garantizar la educación y seguridad para las niñas; estimular el reparto igualitario de los cuidados domésticos, entre otros.

Nosotras somos todas

La reacción del Gobierno ante esta realidad tiene explicación en la demanda social para frenar la violencia general en el país y contra las mujeres en particular.

Con esa premisa, la joven cineasta Natalia Beristain dirigió Nosotras, un documental sobre la violencia de género.

«México es el número uno en América Latina en feminicidios. Hay nueve asesinatos al día de mujeres, por ser mujeres. Es muy difícil entender el fenómeno sin la no participación del Estado. Hay una impunidad gigantesca», dijo la directora en diálogo con Sputnik.

Sin embargo, las cifras ya están allí. El desafío fue «cómo abordar el tema para que socialmente nos sintamos responsables y convocar a analizar nuestra propias conductas», dijo.

«No se trata de decir que en cualquier persona hay un feminicida en potencia, pero sí se trata de entender que las microviolencias son una cadena que puede llegar a un feminicidio», afirmó.

«Mientras no seamos capaces de ver el dolor de los otros y las otras a los ojos y hablarnos de corazón a corazón, va a ser muy difícil que podamos romper este cerco de blindaje natural», reflexionó Beristain.

La cineasta resaltó que es importante «escuchar las historias de vida», porque cuando una mujer atraviesa una violencia de esta naturaleza «muy pronto es como si solo se pudiera hablar de eso (…) es importante, pero también quiénes eran esas mujeres, esas historias que se truncaron».

Unidas somos más

Serymar Soto fue asesinada el 28 de enero de 2017 por Jorge Alejandro Ugarte, su prometido. A los pocos meses y ante la falta de avances en la investigación, su hermana Sandra decidió crear la página Los Machos Nos Matan en México.

Desde entonces ha promovido la organización de otras familias víctimas, las cuales este 1 de noviembre realizaron el segundo encuentro anual. Gracias a este grupo, el asesino de Serymar ya fue condenado en segunda instancia a 46 años de cárcel por femicidio.

«Nos vemos en la necesidad de tener que dejar el dolor de un lado para poder crear nuestras propias herramientas y salir en busca de acceder a la Justicia, porque no tenemos garantizada esa seguridad para poder gozar de una debida diligencia y juicios apegados a derechos», dijo Soto a Sputnik.

Se fueron «haciendo en el camino» y recibiendo apoyos de personas preocupadas por esta realidad, al tiempo que se fueron convirtiendo en referentes de familiares de víctimas, contó.

«Tratamos de ser una luz en este camino porque cuando llegamos, no sabíamos cómo dirigirnos», manifestó.

Sobre la causas de fondo que facilitaron la realidad actual, que definió como pandemia, la referente de Los Machos Nos Matan en México coincidió con la directora de Nosotras en cuanto a que «hemos sido educadas de una forma patriarcal, donde las mujeres somos puestas en un segundo término y donde el machismo domina en la familias como un modelo educativo».