Eduardo Pereyra (Inefop) acusó a los nacionalistas Goñi y Mujica de hacer un “circo político” con el tema Envidrio

Entrevistado en InterCambio el director Nacional de Empleo y director general del INEFOP, Eduardo Pereyra, habló sobre la eficacia, calidad y solvencia de las políticas oficiales de promoción y generación de puestos de trabajo, incluyendo la capacitación y recapacitación de mano de obra, que solo en 2017 y 2018 alcanzó a aproximadamente “250.000 personas”.

Pereyra contextualizó el tema y sus varias y relevantes dimensiones recordando que “los gobiernos del Frente Amplio (FA) han tenido preocupación por el empleo (…) no solo cuando se desacelera la economía” sino en forma “permanente”, es decir incluso “cuando hay crecimiento económico” elevado y el dinamismo es el rasgo distintivo de la economía, como sucedió entre 2005 y 2008 y entre 2010 y 2014, los lapsos de auge más recientes.

La incorporación de “la ANII” y el Instituto “Uruguay XXI” en las políticas de empleo da cuenta de la preocupación y la ocupación oficiales alrededor del tema en el marco de una política reflejada en todos los ámbitos institucionales, no sólo en los organismos especializados como el INEFOP y los vinculados al proyecto nacional de desarrollo como “el INACOOP”, describió.

Se trata de una política integral que reconoce no exclusivamente el trabajo relacionado “al capitalismo” como modo de producción sino también “al trabajo como bien social”, lo que comprende “la propia autogestión” productiva y laboral y el organismo que la representa en el Estado, o sea “el FONDES. La oposición se agarra la cabeza porque no admite estas cosas” que el FA crea e instrumenta justamente porque responden a “una ideología distinta” a la dominante en la economía y la sociedad, apuntó el jerarca.

Luego destacó la apuesta más actualizada que el gobierno está haciendo a la capacitación de la fuerza de trabajo nacional. A saber, “la formación dual”, constituida simultánea e integralmente con “estudio y práctica” e incluyendo “remuneración”.

“Esto es un avance muy importante” con el que el trabajador “entra en calidad de estudiante” a una empresa, y como “no deja de generar valor” por su condición de estudiante, la modalidad permite “acercar la educación adonde está la tecnología”, también “resolver la remuneración” y al mismo tiempo “aportarle a la formación práctica”.

Después, en un aspecto más político de las políticas de empleo, resaltó que políticas de capacitación como la mencionada se llevan a cabo “en una coordinación y en equipos de trabajo que incorporan al PIT-CNT y al sector empresarial. Entonces, con mucho cariño, (el senador y precandidato blanco Jorge) Larrañaga no nos puede decir ´vamos a generar instancias de diálogo para que participen los actores sociales” porque “eso ya se hace” y desde hace muchos años.

Otro ejemplo de esto es que cámaras y sindicatos “administran el Fondo de Reconversión Laboral a partir del INEFOP, con una participación no testimonial sino activa”. Por lo tanto “no se puede decir ´vamos a descubrir la pólvora´”, reflexionó Pereyra.

Después habló de las líneas de trabajo que desarrolla el INEFOP en materia de acreditación de saberes adquiridos trabajando o habiendo estudiado sin titularse y luego trabajando en un área específica. Esa labor institucional del INEFOP se desarrolla en muchos casos en coordinación con otras áreas del Estado, especialmente las ligadas a la educación.

Luego explicó cómo se trabaja institucionalmente para facilitar y resolver la capacitación y recapacitación de trabajadores que quedan desempleados. Explicó en esta dirección la diferencia entre políticas pasivas y activas de empleo, y ejemplificó casos en los que se aplican unas y otras.

Más adelante en la nota, Pereyra explicó en qué consiste y cómo funciona la nueva Ley que incentiva a las empresas para que cuando necesiten mano de obra, prioricen la contratación de jóvenes y mayores de 45 años.

Sobre las denuncias de parlamentarios opositores referidas a Envidrio, adelantó que el país se encontrará “con nada” al cabo de las actuaciones judiciales. “Lamentablemente, con pérdida de tiempo para la sociedad, con mala utilización de recursos públicos, con un uso de la justicia para fines políticos. Es muy lamentable este accionar político”, valoró el funcionario.

Pero como “es legítimo que lo hagan, la sociedad tendrá que juzgar no sólo cuando las cosas se hacen mal” sino también “cuando se operan este tipo de figuras que parecen cuasi mercenarias” por parte de “personas que llevan la política al nivel más bajo”, fustigó Pereyra.

A continuación explicó cómo fue la intervención que realizó el INEFOP para preservar el empleo, fomentar la industria y optimizar el uso de los recursos públicos en este caso denunciado por los diputados Rodrigo Goñi y Gonzalo Mujica.

“Hay tres líneas importantes por las cuales éste no era un proyecto cualquiera” de desarrollo industrial, con una materia prima indispensable para el país y “100% reciclable”, contándose además con una moderna planta de procesamiento que es un activo del país y que “hoy vale no menos de 30 millones de dólares”, en una experiencia que representa “un caso de éxito” y no de fracaso como pretenden los denunciantes.

“Hay evidentemente una actitud escandalosa de politización (…) no se puede hacer política de manera tan rastrera (…) es notorio que se está dando un uso de la justicia” para buscar “un fin político por personas que tienen una autoridad moral bastante cuestionada”, lamentó Pereyra.