Ecoladrillos: ¿te animarías a construir tu casa con plásticos?

Los plásticos tardan alrededor de 700 años en descomponerse, por lo que darles solamente un uso ya no es una opción viable si queremos vivir en un planeta sustentable. Los ecoladrillos surgen así como una alternativa simple de reutilizar este material en la construcción.

«Son recipientes plásticos, botellas o bidones, a los que se les coloca dentro material inorgánico, es decir, todo lo que no es compostable: nylon, envolturas, metales no punzantes», explicó Hernán Pérez, referente en ecoladrillos en Uruguay.

Paso a paso

Se recomienda colocar en el fondo del recipiente algún plástico flexible que se adapte a la forma del bidón. Luego se empiezan a introducir los residuos y se los compacta progresivamente con una varilla para eliminar la mayor cantidad de aire. Otro consejo es cortar los plásticos para que se compriman mejor.

Una vez que está lleno se tapa y se comprueba que pese entre 1,5 y 1,7 kilos —para un recipiente de seis litros— ya que, de pesar menos, significa que el contenido no está lo suficientemente compacto.

«Con estos bidones se pueden hacer paredes, canteros o lo que la imaginación permita. La pared se reviste con adobe o concreto y queda perfecta, siempre y cuando se hayan seguido todos los pasos», agregó Pérez.

En el grupo de Facebook Proyecto Ecoladrillos Entre Todos, los interesados en esta tendencia dan consejos y además donan el material a quienes se encuentren construyendo en ese momento.

«No sé si diría que es la solución al problema de los residuos plásticos, pero creo que es una buena alternativa para reutilizar lo que descartamos sin pensar. Deberíamos observar más cómo actúa la propia naturaleza en donde no existe el concepto de basura, todo se reutiliza de una manera u otra», concluyó.