Daniel Olesker sobre caída de 0,2% en la economía uruguaya: “La influencia de la region es absoluta”

El Producto Interno Bruto (PIB) del país decayó 0,2% en el primer trimestre del año, si se lo compara con el mismo período de 2018 según el informe de cuentas nacionales del Banco Central del Uruguay. Además, la medición de forma desestacionalizada marca que no hubo variaciones respecto del trimestre anterior.

En los cuatro trimestres de 2018 la economía había crecido respecto de sus respectivos números de 2017, aunque la variación había ido disminuyendo. De 2,2% en el primer trimestre de 2018, se alcanzó un crecimiento de 2,5% en el segundo trimestre, que se moderó en 2,1% en el tercer trimestre y en 0,6% entre octubre y diciembre. En términos desestacionalizados se observa mejor el desaceleramiento: en el primer trimestre el crecimiento fue de 1,1%, en el segundo de 0,2%, en el tercero de 0% y en el último de 0,1%.

En comparación con el primer trimestre de 2018, las actividades que más cayeron en esta oportunidad fueron “comercio”, “reparaciones”, “restaurantes y hoteles” e “industrias manufactureras”. Esto fue parcialmente contrarrestado por otras que crecieron como “transporte”, “almacenamiento y comunicaciones” y “suministro de electricidad, gas y agua”. En la detracción de la actividad respecto del primer trimestre del año anterior también influyeron las exportaciones, que presentaron una caída en volumen físico de 6% respecto del primer trimestre de 2018. En tanto, las importaciones disminuyeron 7,9%.

Daniel Olesker, economista del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, dijo a INFO24 que la economía está entrando en una meseta. Indicó, además, que el contexto regional incide.