Daniel Caggiani, presidente del Parlasur: No son tiempos fáciles para los organismos multilaterales

Entrevistado en Intercambio el diputado frenteamplista Daniel Caggiani, habló sobre el Mercosur y la integración regional desde su flamante condición de presidente del Parlasur, el Legislativo del bloque regional.

Caggiani contextualizó la situación que lo encuentra ejerciendo esa función de un año de duración, señalando que “no son tiempos fáciles para la integración ni para el propio Mercosur”, realidad que implica “uno de los desafíos que hay para adelante”.

Ese desafío es relevante para Uruguay, entre otras razones, porque “1 de cada 5 dólares que ingresan” al país “por exportaciones” de bienes y servicios “vienen de Brasil y Argentina”, ejemplificó.

Entonces Uruguay tiene que “respetar y ser respetado por sus propios socios”. Esto debe ser así para cada Estado integrante del Mercosur, “para que nuestras economías funcionen y las sociedades consigan una mejor calidad de vida”, resumió al respecto el joven legislador del Espacio 609.

Recordó que “el Parlasur es una institución que forma parte del sistema” de instituciones y normas del bloque, “un lugar donde se puede empezar a vehiculizar algunos aspectos” que son más difíciles de movilizar y generar en el ámbito específico “de los Estados” miembro.

En cuanto al presente político y social del Mercosur, “el escenario” que habrá desde “el 1 de enero será por lo menos de preocupación” e “incertidumbre” por la asunción del gobierno brasileño electo que encabezará Jair Bolsonaro.

“De todas maneras, Brasil tiene una vocación de liderazgo regional muy importante” y de proyección de ese liderazgo al plano mundial, una vocación y un objetivo geopolítico para los cuales el Mercosur representa una plataforma importante.

“No son tiempos fáciles para los organismos multilaterales” en general, “no solo con Brasil y Bolsonaro sino también con (el presidente estadounidense Donald) Trump” y su avasallamiento del sistema de relaciones internacionales construido como respuesta a las consecuencias de “la Segunda Guerra Mundial”.

“El Mercosur ha servido también para construir el Arancel Externo Común”, mecanismo que diferencia el tratamiento tributario de los países del bloque al ingreso de mercancías según éstas provengan de los socios o de mercados extra-región, apuntó Caggiani.

“Eso también se expresa en sectores productivos” y en las posiciones que éstos asumen frente a los gobiernos de sus países respecto de lo favorable o perjudicial que las decisiones políticas sean para sus intereses concretos.

Acerca del Parlasur, el parlamentario frenteamplista destacó asimismo la importancia de que “la ciudadanía tenga también un lugar donde reclamar”, la existencia de un espacio para “darles voz a los que no tienen voz”, pese a que “hemos avanzado poco en la agenda (…) de estatutos de ciudadanía”.