¿Cuál es la cifra que obsesiona a Macri para las elecciones primarias en Argentina?

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, llamó en su cierre de campaña a votar en las internas partidarias de este 11 de agosto con la mirada puesta «en el futuro» para «no volver al pasado». La alusión fue a la fórmula encabezada por Alberto Fernández y secundada por la expresidenta Cristina Fernández, que lidera todas las encuestas.

Las del domingo son las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de los partidos políticos, que sin embargo se viven como una primera vuelta. Esto ocurre en buena medida porque ninguna de las 10 fórmulas presidenciales tienen competencia interna en sus colectividades.

Por eso ya se sabe quiénes serán los protagonistas centrales de los comicios presidenciales del 27 de octubre. Solo se definirá quiénes no llegarán a esa instancia: los partidos que no alcancen al menos 1,5% del padrón electoral.

Otra razón por la cual las PASO son tomadas como una primera compulsa interpartidaria es porque al ser obligatorias se establecerá cuál es el piso electoral de cada propuesta.

«Todavía hay una cantidad de indecisos relevante, si quitas esos indecisos y los votos en blanco, los números se acercan mucho al escenario de balotaje, pero si se polariza mucho y hay candidatos que quedan cerca del 45%, eso es un escenario donde no hay balotaje, y eso es posible», dijo a Sputnik el licenciado en Ciencia Política Hilario Moreno, director de la Consultora Dicen.

En la última encuesta publicada por Dicen a principios de agosto (http://www.dicen.com.ar/dwn/Dicen%201agosto2019.pdf) el Frente para Todos de la fórmula Fernández-Fernández llegaría a 43,7% de los votos (proyectando el 9% de indecisos) y el oficialismo con el lema Juntos por el Cambio rondaría 38,1%.

El dato importa y mucho porque el 27 de octubre el partido que obtenga más de 45% de apoyo en las urnas ganará en primera vuelta. También podrá evitar el balotaje el que alcance 40% del electorado con 10 puntos de ventaja sobre el segundo.

Consultado por dónde pasan algunas de las claves de estas PASO, Moreno mencionó tres. Por un lado se refirió a un corte de edad: «En general los sectores de jubilados tienden a apoyar más a Macri y los jóvenes están más en contra y tienden a votar al Frente de Todos».

Por otro lado destacó que se mantiene «vigente la distribución histórica socioeconómica» que establece que «los sectores más pobres son más peronistas y obviamente ese el Frente de Todos, y a Macri le va mejor en los sectores más altos».

El director de Dicen puso énfasis en algunos cambios en comparación con las resultados de 2015, cuando la alianza Cambiemos se impuso a Daniel Scioli, el candidato del kirchnerismo.

«Macri ganó con un apoyo muy grande en toda la región centro, especialmente de Córdoba y Santa Fe, pero en esta situación parece que el Frente de Todos creció bastante en Córdoba y le puede estar ganando en Santa Fé».