¿Continuidad o disrupción? Kristalina Georgieva asumió la dirección del FMI

La francesa Christine Lagarde, quien dejó su cargo en el FMI para convertirse en presidenta del Banco Central Europea, fue sustituida por la segunda mujer al frente del organismo en toda su historia. Se trata de la búlgara Kristalina Georgieva, destacada economista de la ortodoxia.

La economista búlgara Kristalina Georgieva asumió la dirección de Fondo Monetario Internacional (FMI). Respaldada por Francia y España, entre otros países, la nueva líder deberá gestionar el último desembolso del préstamo otorgado a Argentina y afrontar la crisis de imagen que atraviesa a la organización.

Georgieva tiene 66 años, uno más que lo establecido en la legislación del FMI, que cambió poco tiempo atrás para que la candidata pudiera asumir el puesto. Además, según destaca la propia institución, es la primera proveniente de un país emergente como lo es Bulgaria.

La economista argentina Lucía Ortega, periodista de El Círculo Rojo, analizó el perfil de Georgieva y destacó la importancia de su figura en un contexto en el que la economía mundial se ha desacelerado y la imagen del Fondo se ha visto comprometida seriamente.

«Me parece que hizo una carrera en la que se la reconoce como feminista y también es reivindicada por haber participado, siempre desde ámbitos institucionales, en la lucha contra el cambio climático que hoy es un tema muy importante. Entonces creo que esos perfiles la muestran con un rostro más humanitario», dijo en diálogo con Sputnik.

Para la economista, esta «otra imagen» puede ayudar a legitimar la negociación que deberá hacer el FMI tras las elecciones en Argentina y ayudará a limpiar la imagen del ente tras la «intervención bastante catastrófica en Grecia».

«Creo que están tratando de evitar que haya un colapso económico en Argentina, o por lo menos no quedar pegados. Mostrar que ellos hicieron los esfuerzos necesarios y no tuvieron nada que ver con la situación. Algo que en el caso de Argentina fue al revés», indicó la experta.

«En el último año desde que se tomó el préstamo con el Fondo, y el gobierno convalidó la aplicación de sus recetas, la economía entró en un hundimiento», agregó.

De acuerdo a la trayectoria previa de Georgieva en puestos jerárquicos en la Comisión Europea o el Banco Mundial, más allá de su perfil, ha sido tradicionalmente continuadora.

«Las instituciones como el Fondo, el Banco Central Europeo o la Comisión Europea tienen muchas declaraciones de buenas intenciones pero estructuralmente lo que proponen va a contramano de ellas», culminó.