Comprar mejor: Los secretos que esconden los supermercados

28/01/2018

Aunque las grandes superficies se convirtieron en la forma más popular y práctica de comprar la mayoría de los productos de la vida diaria, son también un ambiente diseñado cuidadosamente para que adquiramos más cantidad de artículos y a mayor precio. Esto se traduce en  grandes márgenes de ganancia para los comerciantes, que se valen del marketing para hacer triunfar sus negocios. 
“Se piensa exactamente donde colocar cada producto, en qué lugar del supermercado,  en qué posición del estante y al lado de que otro artículo para favorecer las ventas de lo que nos interesa más, ya sea porque da más margen de ganancia o por el motivo equis”. 
Así lo explicó a Sputnik la ingeniera Sara Villegas, Directora general de la agencia de marketing BeMarca y autora del libro Marketingdencias. Según su experiencia los productos que se encuentran a la altura de los ojos del consumidor son los que atraen más y por eso allí se ubican los que el supermercado tiene más interés en vender. 
Los productos de menor importe como las golosinas se ubican cerca de la caja para que los clientes los tomen guiados más por el impulso que por la racionalidad. 
Otro de los instrumentos son los sistemas de fidelización de clientes. Las tarjetas de millas o puntos son  la más extendida estrategia, que retribuyen a los clientes con premios, descuentos u otro tipo de recompensa. 
“Tenemos muy claro que son puntos de fidelización que te dan en forma de descuentos o en forma de un vale para gastar en la próxima compra etc. Y es verdad, pero las tarjetas de fidelización tienen también otro uso que es el marketing predictivo. Cuando compramos y pasamos nuestra tarjeta, lo que estamos asociando es una compra a un nombre, una edad, un sexo, etc.”, reveló la experta. 
Por lo tanto permite al comerciante saber si compran más las mujeres o los hombres, con o sin hijos, sus edades y la frecuencia de sus compras. A partir de esos datos el departamento de mercadeo puede generar descuentos o promociones orientados a mujeres si son las más asiduas, o saber qué artículos se venden más cada día y así orientar sus políticas promocionales.