¿Competencia para Bitcoin? Facebook presenta su criptomoneda propia

Una nueva criptomoneda podría cambiar la forma de pago y transferencia de dinero de más 2.000 millones de personas. Esa es la cantidad de usuarios que tiene actualmente Facebook, y que potencialmente podrían convertirse en propietarios de su nuevo activo digital, la ‘Libra’.

El rumor de que Facebook estaba trabajando en una criptomoneda corría desde hace meses, pero no fue hasta el martes 18 de junio que se confirmó que ‘Libra’ será una realidad. De acuerdo a las autoridades de la compañía, la idea cuenta con el apoyo de gigantes como Uber, Visa, Mastercard y Paypal.

Su misión es abrir las puertas de las compras en línea a millones de personas que no tienen acceso a cuentas bancarias, y permitir abaratar las remesas. Ambos objetivos los comparte con las criptomonedas clásicas, cuya descentralización característica permite el intercambio en países con economías bloqueadas financieramente, como sucede en Irán o Venezuela. Todo con el agregado del bajo o nulo costo de transacción.

Sin embargo, para el especialista en criptoactivos Guillermo Torrealba, ‘Libra’ es más una «pseudo criptomoneda» que una regular. La diferencia del resto su carencia de descentralización, puesto que al estar regida por una empresa y no por un protocolo público sin autoridad, pierde uno de los requerimientos básicos de estos activos digitales.

«Las criptomonedas tradicionales cumplen con ciertas características que ‘Libra’ no tiene, como por ejemplo la centralización. En cambio depende de que estas mega corporaciones procesen las transacciones y validen la identidad humana de los clientes”, apuntó en diálogo con Sputnik.

Para el director y cofundador de BudaPuntoCom —empresa líder en compra y venta de criptomonedas presente en Argentina, Chile, Colombia y Perú— lejos de generar un perjuicio a Bitcoin, líder en estas monedas, ‘Libra’ será un puntapié para su conocimiento y uso a nivel global.

«Para Bitcoin es extraordinario porque ayuda a acercar el concepto de criptomoneda a la gente. No va a morir porque seguimos habiendo miles y miles de emprendedores que estamos desarrollando servicios financieros sobre esta tecnología que es abierta y que no es propiedad de nadie», concluyó.