¿Cómo hará EEUU para expulsar de su patio trasero a Rusia y a China?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está frustrado por el fracaso en Venezuela y cuestiona “la estrategia agresiva de su gobierno”. Así lo informó en las últimas horas el diario The Washington Post (TWP) citando como fuentes a funcionarios y asesores de la Casa Blanca.

La gota que rebasó el vaso de la paciencia de Trump fue la fracasada intentona golpista que el opositor Juan Guaidó encabezó el 30 de abril y que logró el apoyo de algunos pocos militares de bajo rango.

Tras ese episodio, Trump se quejó de que el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, entre otros, subestimaron a Maduro, tal como lo indicaron “tres altos funcionarios de la administración que, al igual que otros entrevistados para esta historia, hablaron sobre la condición de anonimato”, apunta el diario.

Consultado por Sputnik sobre la tensión mundial que implica hoy Venezuela, el licenciado en Geopolítica Damián Jacubovich consideró que la frustración de Estados Unidos en buena medida tiene que ver con el rol que están jugando los presidente de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping.

«Lo que se está manifestando con Venezuela es la llegada de la era pluripolar porque se ha vuelto a la imagen de Siria, y no es casual, una cuestión de demostración de poder tanto para Rusia como para China como para EEUU», indicó.

Para entender la postura que mantienen el tándem Putin-Xi, hay que remontarse a 2011, cuando en el Consejo de Seguridad de la ONU China y Rusia no ejercieron su poder de veto permitiendo una zona de exclusión aérea en Libia. «Después se transformó en la carnicería que todos sabemos, y China y Rusia perdieron todas sus inversiones. Y ahora no están dispuestos a dejar de nuevo que se haga el viejo truco del corredor humanitario».

Más allá del factor económico hay cuestiones históricas y estratégicas que colocan a Rusia y China en una relación de poder en un territorio que EEUU considera como su patio trasero.

«Para Rusia tener países aliados estratégicamente tan cercanos a EEUU», es algo histórico: «A nivel geopolítico es la primera vez que pasa desde que EEUU se ha convertido en la superpotencia. Yo creo que pocos presidentes rusos o chinos iban a imaginar la situación que se vive en América Latina».

La penetración de China en los últimos 20 años, “ha sido de una profundidad que yo creo que deben estar más que satisfechos, porque países como Colombia que uno siempre ha catalogado como satélite de EEUU ha estrechado lazos con China de una manera sorprendente. Y ni hablemos de Brasil”.

Por estas razones el experto sostiene que ninguna de las dos potencias emergentes «se quedará de brazos cruzados» si finalmente se produce una intervención militar directa, algo que parece cada vez más lejano según lo publicado por Washington Post.

Como conclusión, Jacubovich destacó que «si Maduro se queda en el poder, la imagen mundial es que Putin hace lo que quiere en la geopolítica. Si Trump logra expulsar a Maduro es la imagen contraria y esto hay que recordarlo».