Comer huevo: ¿bueno o malo para la salud?

Un artículo publicado en la revista estadounidense JAMA generó polémica al establecer una relación entre comer huevos y un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y muerte prematura. Sin embargo, otros estudios resaltan las virtudes de este alimento como fuente de proteínas, minerales y vitaminas. Entonces, el huevo ¿es bueno o malo?

El problema radicaría en la yema, que es donde se encuentra el colesterol. Según el Departamento de Agricultura de EEUU, la yema de un huevo crudo grande contiene 184 miligramos de colesterol, y uno no debería consumir más de 300 miligramos al día.

Sin embargo, de acuerdo a la Licenciada en Nutrición, Elizabeth Barcia, deberíamos preocuparnos mucho más por el consumo de grasas saturadas —presentes en carnes grasas, embutidos, crema de leche o manteca y frituras— que por el huevo, en relación al colesterol.

La Licenciada contó que, a pesar del estudio publicado en la revista JAMA, las recomendaciones de los nutricionistas siguen siendo las mismas: consumir de tres a cuatro huevos enteros a la semana.

«Sigue habiendo importante evidencia científica de que el impacto que esta cantidad pueda tener en el aumento de riesgo cardiovascular es mínimo en personas sanas. Tal vez en aquellas que ya tengan colesterol alto, diabetes, o un antecedente familiar de enfermedad cardiovascular, se pueda restringir aún más», afirmó Barcia.

De todas formas, estos grupos de riesgo pueden consumir la clara, que está libre de colesterol. La especialista agregó que los vegetarianos, y quienes no puedan acceder a las carnes por una cuestión económica, deberían consumir un huevo todos los días.

«Nunca hay que renunciar al consumo de este alimento sin una razón justificada. Tiene alto valor nutritivo, es barato y proporciona proteínas, vitaminas A, D y E, y minerales como el hierro. Además, es muy versátil en cuanto a su preparación», agregó.