Cerveza: conoce los secretos de la bebida más popular del mundo

Desde 2007, el primer viernes de agosto se festeja el Día Internacional de la Cerveza. La celebración surgió en 2007 en un pequeño bar de Santa Cruz, en California, EEUU, y hoy se festeja en 207 ciudades, 50 países y 6 continentes. Te contamos todo sobre la bebida alcohólica más consumida en el mundo.

Según el sitio oficial del Día Internacional de la Cerveza son tres los objetivos de celebrar esta fecha: reunirse con amigos y disfrutar de esta bebida, reconocer a las personas que la preparan y la sirven, y unir al mundo «bajo la bandera de la cerveza».

Lo cierto es que esta bebida ha acompañado a la humanidad desde hace varios siglos, y ha formado parte de la cultura de diversos pueblos y naciones a lo largo de la historia.

«La cerveza surgió alrededor de 6.000 años atrás en la antigua Mesopotamia, donde hoy está Irán. Se sospecha que nació a partir de granos para elaborar pan que se mojaron por accidente y generaron enzimas, que dieron lugar a azúcares que luego fueron fermentados por microorganismos del ambiente», explicó Ricardo Solís, Maestro Cervecero, director académico del Instituto Cervezas de América en Chile.

Su función social no ha variado mucho desde sus orígenes: siempre se ha bebido con motivo de celebración. Lo que sí ha variado es quienes han estado detrás de su elaboración. Hoy se han vuelto cada vez más populares las microempresas, o homebrewers, que fabrican cerveza artesanal.

Una bebida fácil de elaborar

Primero se debe comprar cereal malteado, elaborado por malterías. Luego se lo muele y mezcla con agua a una temperatura óptima para que trabajen las enzimas del grano. A continuación, se lo deja macerando alrededor de una hora, y se obtiene el mosto: «un zumo dulce de cereal». Este se hierve y se le agregan los lúpulos, una flor que le entrega «amargor y aroma».
Luego se enfría antes de agregar el último ingrediente: la levadura, y en este momento comienza la fermentación, cuya duración depende del tipo de cerveza. Así se genera el alcohol y el CO2, fundamentales en este brebaje.

¿Qué variedades hay de cerveza? Las dos grandes categorías son Ales y Lagers. Las primeras, preferidas por los homebrewers, demoran de cuatro a siete días en fermentar, y lo hacen a altas temperaturas. Las segundas, en cambio, demoran alrededor de dos semanas y fermentan a bajas temperaturas.

«Las Ale tienen sabores dulces, frutales, especiados. Son cervezas complejas mientras que las Lager son limpias, neutras y en su sabor predominan las materias primas», agregó.