Cecilia Bottino, próxima presidenta de la Cámara de Representantes: El verdadero desafío es decir para qué queremos un cuarto gobierno del FA

Entrevistada en InterCambio la diputada frenteamplista Cecilia Bottino, habló sobre la Presidencia de la Cámara de Representantes que desempeñará en este último año de la legislatura y la labor parlamentaria en general, repasando además varios temas importantes de actualidad.

Bottino destacó que “mi organización” de pertenencia, “el MPP, resolvió que la última Presidencia” de la Cámara en esta legislatura “fuera para el Interior” de la República, tal como había resuelto también “con Aníbal Pereyra en la legislatura anterior”, expresando así orgánica e institucionalmente que “el Interior existe”.

Es que si bien “este país se ha descentralizado muchísimo” durante la última década y media, “aún tiene una mirada centralista” y centralizadora. Destacó asimismo que “voy a ser la tercera” mujer “en 123 presidentes de la Cámara” en la historia parlamentaria nacional, un dato que “impacta”. Sus dos predecesoras fueron “Nora Castro e Ivonne Passada”, ambas del Frente Amplio (FA) y del MPP cuando ejercieron esa función.

En ese sentido, la legisladora sanducera resaltó que tanto “el FA” como “el MPP” han asumido “definiciones políticas” que permiten materializar y efectivizar esos cambios, trascendiendo lo meramente declarativo.

Ello es parte de “una lucha en la que estamos muy visibles” las mujeres militantes, que conviven con “algunas contradicciones que se nos quiere imponer y nosotras compramos” con cierta frecuencia. Remarcó la actitud de no pocos “varones aliados” en la lucha por los derechos de las mujeres.

Preguntada por cómo vislumbra el ambiente para esta campaña electoral que despunta, respondió que “creo en la institucionalidad y la fortaleza de las instituciones y en el sistema democrático” uruguayo como factores consolidados y capaces de impedir situaciones que pasen a mayores.

Luego habló sobre el trabajo parlamentario, las actitudes generales del oficialismo y la oposición durante esta legislatura, y la paciente y creativa labor oficialista de tejido de acuerdos y de articulación entre partidos y sectores para sacar adelante los proyectos de ley más importantes. “El Poder Ejecutivo este año va a seguir enviando proyectos que son relevantes”, adelantó la referente del MPP sanducero.

También confirmó que el Proyecto de Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, que no fue aprobado en 2018 por falta de votos opositores, “se presentará e impulsará de nuevo” por parte del FA este año.

Lamentó que durante los cuatro años anteriores eso “nos ha pasado con cantidad de leyes”, que primero fueron “aprobadas por unanimidad en el Senado” pero después fueron objetadas y no votadas “en Diputados” por los mismos sectores opositores que las aprobaban en la Cámara alta. Bottino atribuyó esa conducta a que en el Senado actúan los líderes sectoriales y partidarios, que así evitan pagar cierto costo político.

A continuación se refirió a la importancia de clarificar y regular el financiamiento privado de los partidos, para que quienes “llegan con dinero” a la actividad política y partidaria no puedan “hacer lo que quieran”. Como regla general, destacó que “el trabajo en Comisiones es el más rico” del Poder Legislativo, “el sustento del Parlamento”.

Con relación a los proyectos de país que hay en Uruguay y vuelven a estar en juego en este ciclo electoral que comienza, la diputada del Espacio 609 recordó que “la vida de la gente del 2005 a la fecha cambió para bien en la mayoría de la población”. Ello no significa que todo esté resuelto ni mucho menos, “en el interior tenemos una cercanía permanente con la gente” que permite percibir que “el tema del trabajo sí es complejo” y constituye “una de las dificultades” actuales de la economía y la sociedad.

“En Paysandú también hemos tenido algunas dificultades” vinculadas a cierre de empresas, apuntó, contextualizándolo en “la región”, donde “se cae Argentina, se cae Brasil y nosotros hemos podido sostener” el crecimiento con distribución para las grandes mayorías nacionales. En cualquier caso “hay que hablar con la gente” para conocer sus problemas y percepciones, así como para enmarcar los avances junto a los problemas.

Los hospitales en el Interior “en el 2005 se caían a pedazos, no había medicamentos”, evocó Bottino, médica que entonces ejercía su profesión en la órbita de ASSE. “Era la verdadera salud para pobres”, quienes saben de primera mano “lo que han significado las inversiones para el Interior” durante los gobiernos del FA, como sucede también con “la infraestructura, las carreteras, no están quedando carreteras que no se puedan utilizar”.

El desarrollo y modernización de “los puertos” son otra expresión del crecimiento constante de la producción y el comercio exterior del país, del mismo modo que ocurre con “el tema de vivienda, es muchísimo lo que se ha invertido” mediante un amplio abanico de modalidades de acceso, construcción y refacción de unidades y soluciones habitacionales.

La legisladora coincide en que “hay un descontento generalizado” de la población y que ello “es a nivel mundial”, un proceso con el que “hay que tener mucho cuidado” porque muchas veces “se va contagiando” y si esto avanza, “hasta se pone en riesgo a las instituciones democráticas”. Frente a ese cuadro, “lo que estamos planteando es salir a hablar con la gente” para escuchar todos esos “reclamos, que son particulares” y específicos.

Como mayor desafío social para otro gobierno frenteamplista, señaló hacia los “250.000 niños que aún siguen debajo de la línea de pobreza”, hijos de mujeres solas y familias muy carentes de recursos, “niños que nacieron en los gobiernos del FA”. “El verdadero desafío es decir para qué queremos un cuarto gobierno”, puntualizó.

Y como “en cualquier gestión hay cosas que pudiste haber hecho mejor”, el camino para explicarlo y escuchar las opiniones y demandas de la sociedad pasa por “salir a hablar” con el pueblo. “El cara a cara no se sustituye” con los medios de comunicación “ni con las redes”, aunque sean importantes terrenos de activismo. El campo prioritario de acción tiene lugar “conversando con la gente” e interpelando “por qué son tus descontentos”.

Hacia el último tramo de la nota, Bottino explicó lo que significa y representa “la mirada” de la precandidata Carolina Cosse con relación a los desafíos que el desarrollo tecnológico plantea a la producción y al empleo.