Castillo: oposición “tenía que haber tomado medidas frente a quienes admitieron que torturaron y desaparecieron gente”

Entrevistado en InterCambio el senador frenteamplista Juan Castillo, habló de la sesión del Senado de este miércoles 15 y fustigó la actuación de su par blanco Javier García y los partidos opositores.

Esos actores políticos de la oposición rechazaron la solicitud de venia cursada al Senado por Presidencia para poder destituir a los cuatro generales en actividad que conformaron el Tribunal de Honor del Ejército, que registró la admisión por el represor José Nino Gavazzo de la desaparición del cuerpo del militante tupamaro Roberto Gomensoro.

Pocos minutos después de que García saliera al aire en esta emisora al ser consultado por el mismo tema, Castillo lamentó las valoraciones del parlamentario blanco y agregó que éste “ayer estaba bastante alterado” en la Cámara Alta, donde eligió “provocar” e “intervenía” interrumpiendo “cuando uno hacía uso de palabra”.

Para el dirigente del Frente Amplio, su par del Partido Nacional “no tiene forma de disimular” que junto a su propia colectividad y el Partido Colorado y el Independiente, optó por “quedar abrazado con lo más reaccionario de las Fuerzas Armadas (…) en torno a los Derechos Humanos y el respeto a la vida”.

Lo de ayer refiere a una “implicancia de sucesos” criminales de Lesa Humanidad ocurridos “no solo con la dictadura” sino también “de hechos” que “constan” desde “antes de la dictadura” impuesta tras “el Golpe de Estado” del 27 de Junio de 1973, “por lo tanto en democracia” como fue el secuestro, tortura, asesinato y desaparición de Gomensoro Josman.

Pero pese a toda la evidencia histórica y el conocimiento de crímenes ya admitidos incluso por represores como Gavazzo, García “sostuvo” que “la responsabilidad” del curso de la documentación sobre los dichos del represor “le compete al Presidente” Tabaré Vázquez, lamentó Castillo.

“El senador (blanco Jorge) Larrañaga también, (…) siempre falto de ideas, (…) a los gritos también (…) pensaba que el principal responsable es Tabaré Vázquez”, describió. “A uno le generaba pena” y “lástima” que el interés de esos legisladores “no fuera” el de “discutir los temas de fondo”.

En vez de acusar al Presidente de la República, quien ordenó remitir al Poder Judicial toda la documentación del Tribunal apenas supo la totalidad de su contenido, García y Larrañaga “tenían que haber tomado medidas frente a quienes admitieron que torturaron y desaparecieron gente”.

Sin embargo, “a ellos les parecía que eso no violentaba el honor de la Fuerzas Armadas. Bastante devaluado para ellos está el honor de las Fuerzas Armadas”, reflexionó el legislador frenteamplista.

Y si bien por un lado es cierto que “de no haber aparecido un artículo de prensa, hubiera demorado más” en conocerse el contenido del informe militar “o no nos hubiéramos enterado” nunca del mismo, también lo es que “el Presidente lo primero que hizo fue enviar todo (…) a la justicia” inmediatamente después de saber el tenor del contenido, razonó Castillo.

En cambio, “los tribunales que tomaron las declaraciones” de Gavazzo y otros represores en el seno del Ejército, sí demoraron la entrega de sus informes al Ministerio de Defensa y “de eso no hay ningún tipo de dudas”.

El dirigente comunista señaló que hay pendiente un debate de fondo sobre “la cultura democrática” y “las señales” que se emite a la sociedad, debate que la oposición volvió a truncar respaldando en los hechos a criminales. García “no tiene forma de disimular” eso, apuntó el entrevistado.

Y es que “ayer” hubo otra “oportunidad de avanzar en la profundización de la democracia” así como “en sanear a las Fuerzas Armadas”, pero lo impidió una “mayoría del Partido Nacional y el Partido Colorado” ya que “el Partido Independiente” no tiene voluntad propia sino que “es como la sombra del Partido Nacional” al proceder como éste le indica.

Esas colectividades opositoras “no logran desprender si está bien o está mal” el asunto que sea, de su obsesión compartida por “si le sirve al Frente Amplio” o lo perjudica. Entonces “es muy difícil construir sobre el odio” y “la venganza”, razonó el parlamentario frenteamplista.

Así las cosas, el resumen de la víspera es que “el Parlamento no le aprobó la venia al Presidente de la República” para poder destituir a cuatro “generales de dudosa reputación” respecto de “los Derechos Humanos” y “los derechos de las personas”.

Y si por un lado “hay algo que (esos militares) no van a tener y es mando de tropa”, se presenta una situación “difícil” porque “no se los puede destituir”, reflexionó Castillo.