Carolina Cosse: hablar de candidaturas ahora es no entender el momento histórico que vive el Uruguay y raspar la sensibilidad de la gente que puso todo en la cancha

Entrevistada en InterCambio la senadora frenteamplista electa Carolina Cosse advirtió contra las amenazas para el patrimonio nacional que se derivan del Programa del Partido Nacional en materia de telecomunicaciones y combustibles, y analizó la situación del Frente Amplio (FA) tras la derrota electoral abogando por iniciar ya la reflexión.

Cosse abrió la entrevista puntualizando que personalmente invierte “cero energía” emocional en los ataques que viene recibiendo en las redes sociales y algunos medios de comunicación. “Cuando veo la misoginia (…) lo digo y sigo para adelante” dado que “mi interés fundamental son las cosas que están en el Programa del FA”, señaló.

Después subrayó la importancia del proceso de autocrítica y reflexión inmediata que a su entender debe abordar desde ahora el FA, a partir de la derrota electoral y la pérdida del gobierno y la mayoría parlamentaria.

Contó que está recibiendo invitaciones de Comités de Base para abrir esas discusiones, empezando por la ligada a la primera vuelta de octubre. Adelantó que “voy a ir a esos Comités a escuchar” y defendió el criterio de que “se discuta con libertad y profundidad, y sentido de construcción hacia adelante”. “Sin duda se necesita construir política todos los días”, recordó.

La entrevistada cree “que los gobiernos del FA no se olvidaron de su base material en el sentido de las acciones que tomaron”, y celebró que éstas “le cambiaron la vida a mucha gente con acciones concretas”. Pero “la política no es solo gestión, ese es un grave error que la derecha nos ha impuesto”, sino que es “construcción cultural” y con ello “es interpretación de la realidad”. “Eso nos faltó mucho, como partido político”, criticó.

Sobre la realidad sociopolítica emergente de este tramo del ciclo electoral, “no creo que el país está dividido en dos, y creo que desde la izquierda no lo tendríamos que decir”, reflexionó la expresidenta de Antel. “Capaz que los dirigentes” sí estén divididos “pero la gente no”, entonces “la gente necesita diálogo, resultados, interpretación de la realidad, estar con la gente”. “Creo que es lo que los frenteamplistas necesitan hacer”, indicó.

Luego criticó al expresidente de la República y senador colorado electo, Julio María Sanguinetti, por afirmar que la elevada votación al oficialismo en el balotaje “es una anécdota” y “no tiene importancia”.

También puntualizó que en el seno de este tercer gobierno del FA hubo permanentes discusiones “en el buen sentido” acerca de las tarifas de servicios públicos y “cuánto subir, cómo subir, o si no era necesario” hacerlo. Esas discusiones incorporaban naturalmente “elementos técnicos de prospectiva”, “precio del petróleo”, “la cotización del dólar”, “inversiones de las empresas públicas”.

Todo “se analizaba con verdadero detalle” y por eso los anuncios oficiales de la víspera referidos a que no habrá ajustes de precios en el resto del periodo, “son consecuentes con el pronóstico que hicieron”. De ahí que las críticas al gobierno por parte del presidente electo, Luis Lacalle Pou, por supuestamente haberse tomado una decisión sorpresiva implican “tomarle el pelo a la gente, eso se anunció en julio”, recordó la senadora electa.

Se refirió asimismo a la posibilidad de que el gobierno electo desmonopolice el sector de combustibles y comience a importarlos ya refinados. La exministra de Industria, Energía y Minería recordó que “el monopolio” fue confirmado en 2003 “por un mandato popular”.

Desmonopolizar e importar “no serviría para nada” porque “los precios” en todo el mundo, “cuando esto sucede, suben” y además “se destruye el activo público” mediante “un círculo vicioso que es pernicioso para la población” y cuyo mecanismo describió con nitidez. “No sirve para nada la importación de combustibles (…) y no lo pueden hacer porque hay un mandato popular”, recalcó.

Habló también de la anunciada Ley de Urgente Consideración y específicamente de los capítulos que remitirían al tema Seguridad. “No conocemos lo que va a tener eso” en general, y en particular la anunciada ´Ley de Derribo´ “es como un saludo a la bandera, a la tribuna”.

También recordó que en cuanto a la acción policial y la lucha contra el delito callejero, “los funcionarios de orden ya tienen condiciones” suficientes para actuar con firmeza y contundencia. Advirtió así contra “el ´gatillo fácil´”, tentación con la que “hay que tener cuidado” en el Estado.

No obstante, Cosse cree “que hay un problema de Seguridad” pública y que en esto incide “la droga” porque “destruye la sociedad y corroe las familias”, algo que “no sucede en todos lados” dentro de la sociedad. En Seguridad señaló falencias oficiales tanto en materia de “gestión” como de “comunicación”. En ésta, “si uno no mueve, mueven los otros”, reflexionó.

Después habló de Antel y “el cable submarino de 12.000 kilómetros” que la empresa estatal “construyó” en torno al continente y dentro de él, “una plataforma” que constituye “una columna vertebral” para la proyección tecnológica de Uruguay hacia todos los planos y actividades.

Pero alertó que “en el Programa del Partido Nacional todo lo que se dice sobre telecomunicaciones es lo que hacen los países que se preparan para la privatización”, empezando por el traspaso de atribuciones “al regulador” y siguiendo por “avanzar en la competencia”, alusión que “suena a otro operador” en condiciones diferentes a las de ahora, donde “hay equilibrio”.

Sobre el punto, razonó que “la realidad por sí sola no genera conciencia”, entonces también en esto “hay que avisarle a la gente: ´ojo con esto´”.

Más adelante, la ex precandidata frenteamplista a la Presidencia analizó la situación del FA tras las elecciones y la relación de esto con las tareas más inmediatas. “Hablar de candidaturas ahora es no entender el momento histórico que vive el Uruguay” e implica además “raspar la sensibilidad de la gente que puso todo en la cancha” para intentar revertir el resultado, dijo.

De ahí que “lo primero es la reflexión que tienen que hacer los frenteamplistas” y después, llegado al momento de hablar de candidaturas va “el Programa primero” y luego los eventuales nombres. “Primero hay que decir qué quiere hacer el FA con Montevideo, y ahí hay mucho para hablar”, apuntó. “Primero los frenteamplistas tenemos que reflexionar muy bien” para dar paso “luego” a los comicios locales “en clave de Programa”.

“Lo que tenemos que construir es más FA y la gente nos está dando una lección maravillosa”, resumió al respecto la entrevistada.