Carlos Coitiño recuerda los sucesos de 1969 que desembocaron en la huelga que hace 50 años llevaba adelante el sindicato bancario

Eran tiempos del “Pachecato”, es decir del gobierno del Dr. Jorge Pacheco Areco, que había accedido a la presidencia tras la muerte del General Óscar Gestido. Pacheco llevaba adelante su gobierno en base a la fuerza que imponía a través de las llamadas “Medidas Prontas de Seguridad”.

En ese marco se inscriben las huelgas de los frigoríficos, la de los trabajadores de UTE y el conflicto de los bancarios. Desde el Poder Ejecutivo se ordenaba la represión dura y generalizada buscando destruir y dividir al movimiento obrero y estudiantil.

El Profesor Gonzalo Alsina recuerda aquella huelga que los trabajadores afiliados a AEBU decidieron llevar adelante:

“A diferencia del golpe represivo en UTE donde entraron metralleta en mano, en el caso de los bancarios la represión transcurrió más lentamente.(…) Los bancarios no concurrieron a sus trabajos, las actividades bancarias no se restablecieron, la huelga se fortaleció y se rodeó del apoyo de la gente. En UTE con la militarización temprana, la confrontación se resolvía de otra manera.
El gobierno subestimó la firmeza ejemplar l los bancarios. Durante los casi tres meses que duró la huelga, el gremio bancario supo además colocar en la opinión pública que se tramaba la reestructura del sistema bancario, esclareciendo ante miles de ciudadanos temas de gran calado político”.

Info24 se comunicó con uno de los protagonistas de aquel momento, el ex dirigente bancario y hoy dirigente del PVP y diputado, Carlos Coitiño que se refirió al comienzo de la huelga y al desarrollo de la misma con las inevitables discusiones metodológicas que se dieron durante esos casi tres meses de huelga.

Coitiño se refirió también a los 170 destituidos y recordó la clandestinidad a la que se vieron forzados muchos trabajadores como consecuencia de una medida que en muchos sentidos él entiende que hoy merece ser observada y analizada.