Canzani: “Si la situación no cambia” durante el primer trimestre “el FA va a tener que tomar decisiones estratégicas y tácticas” hacia las elecciones

En su columna semanal en M24 el sociólogo Agustín Canzani retomó el análisis del escenario político partidario de cara a las elecciones primarias de junio próximo y al ciclo comicial en general.

Canzani contextualizó el tema señalando que “como nunca en las últimas tres elecciones el panorama es competitivo” y de gran “incertidumbre”, ya que “el Frente Amplio (FA) arranca mucho más abajo” que en las instancias precedentes, “10, 12, 15 puntos más abajo que su voto anterior”.

Al mismo tiempo sucede que “la oposición, sobre todo a nivel del Partido Nacional (PN), no perdió votos” y que incluso “el Partido Colorado (PC) se revitalizó un poco” con el retorno del expresidente Julio María “Sanguinetti”.

En términos generales “va a ser muy importante, para ver en qué escenario se juegan las elecciones”, lo que acontezca durante “el primer trimestre”. “Imaginemos que el panorama es el mismo que hasta ahora”, propuso el analista: “el FA va a tener serios problemas”, pronosticó.

Entre “las cosas que pueden pesar” en la evolución de la escena electoral están “las candidaturas del FA”, en donde “es favorito Daniel Martínez pero la interna puede tener cierto nivel de competencia”.

En el PN ha habido “sorpresa” a través de “una encuesta” que coloca al empresario Juan “Sartori en tercer lugar”, aunque “la hegemonía de (el senador Luis) Lacalle Pou parece indiscutible”. “¿El resto (…) va a generar un entorno de competitividad?”, se preguntó sobre los otros precandidatos, respondiéndose que no lo parece y que incluso la campaña de firmas del senador Jorge Larrañaga “no tiene convertibilidad en votos”.

Mirando hacia la otra tienda tradicional, “en el PC no hay competencia si Sanguinetti es candidato”, aunque “los movimientos de (el economista Ernesto) Talvi” indican que “está para seguir” en carrera y afirmándose en “un cuestionamiento a Sanguinetti en el propio Partido”.

“¿Esto entusiasmará a la gente para ir a votar?”, interrogó al aire Canzani. “Salvo que esto adquiera características de mucha competitividad, va a bajar” la afluencia de votantes a las mesas electorales en junio, contestó. Anotó que venimos de una participación en internas que “era altísima”.

Para el FA, reflexionó, “dejar que la agenda pública esté dominada por las intervenciones del gobierno” implica “un enorme riesgo”. “El FA tiene un elenco político” muy interesante “para pelear la elección”, valoró.

Entre los blancos resalta el “claro predominio de Lacalle Pou” y alrededor de él hay un conjunto “de micro-protagonismos políticos”, al punto de que “no descartaría que algunas candidaturas no llegaran” a junio en carrera.

“Si la situación no cambia, el FA va a tener que tomar decisiones estratégicas y tácticas”, aseveró el director de la Fundación Liber Seregni. Agregó que en 2014, en tiendas blancas la candidatura de “Lacalle Pou funcionó muy bien en campaña, el problema” lo tuvo en la recta “final” y durante “el periodo inter-electoral”, o sea hasta el inicio de esta campaña.

En el campo opositor en general, “hasta dónde crece Sanguinetti (…) es la gran pregunta que no tiene hoy en día una respuesta”, mientras que “claramente el Partido Independiente está jugado” a mostrarse “oposición al FA”, si bien “ahora va a intentar” aparecer “como un ´partido de ideas´”.

En todo caso, en el agrupamiento conducido por el senador Pablo Mieres “no veo una situación tan complicada como sí la veo para el Partido de la Gente” a causa del retorno de Sanguinetti y la aparición de Sartori.

Para Canzani, “la gran interrogante” de naturaleza societal en este nuevo ciclo electoral es si está habiendo cambios de percepción y opinión en el electorado, especialmente en sectores del electorado frenteamplista, que las encuestas y sondeos no estén teniendo capacidad de registrar, una incógnita que empezaría a despejarse a partir de abril según el sociólogo.