Canzani: que las encuestas no puedan medir el aparato es un fallo de las encuestas; se toman hipótesis de concurrencia que a veces no son reales

En su columna semanal en M24 el sociólogo Agustín Canzani analizó la evolución de las precandidaturas presidenciales hacia las elecciones internas del domingo 30 en los tres partidos políticos más grandes.

En esos “tres grandes partidos” Canzani observa “tres grandes liderazgos” a partir de las encuestas que publican las empresas consultoras, diferenciando “dos unanimidades y un consenso” entre esos tres liderazgos.

Al frenteamplista Daniel “Martínez” y al blanco Luis “Lacalle Pou” corresponden “las unanimidades”, mientras que al colorado Julio María “Sanguinetti” concierne “el consenso”.

Un primer elemento o variable de análisis es “el ranking” que ordena las preferencias recogidas por las encuestas para cada partido, mientras que un segundo elemento radica en “las distancias” entre postulantes de cada colectividad, es decir “cuánto separan a una de otra” precandidatura.

No obstante, el columnista señala la necesidad de hilar más fino entre los registros de los sondeos y la intención real de voto, siendo los comicios internos una instancia en la que el comportamiento del electorado puede marcar diferencias respecto de la intención declarada previamente, dada la ausencia de obligatoriedad del ejercicio cívico.

Considerando ese factor, puede interpretarse que entre las carreras de los precandidatos de cada partido hay “diferencias que podrían modificarse porque no son tan grandes como suelen verse publicadas” por las empresas.

“En general las diferencias han sido (…) sistemáticas en el Frente Amplio” (FA) a favor de Martínez en todas las mediciones. También vienen siendo continuas para “Sanguinetti” entre los colorados y lo mismo para “Lacalle Pou” entre los blancos, aunque acortándose en beneficio de Juan Sartori.

Así, “en el FA ha habido relativamente poco movimiento”, “en el Partido Nacional” se registra un “crecimiento de Sartori” junto a un simultáneo “decrecimiento de (Jorge) Larrañaga” y “en el Partido Colorado” se aprecia “un crecimiento de (Ernesto) Talvi” pero hay predominio de Sanguinetti.

Dada esa estabilidad de tendencias y asumiendo que los sondeos reflejan en forma relativamente fidedigna la intención de los votantes, solamente “los eventos que pueden ocurrir de aquí a la elección” por un lado y “las campañas electorales” por otro, podrían alterar esos registros como para producir cambios o generar sorpresas en la noche del domingo 30.

Entre los eventos Canzani mencionó a los debates de los postulantes, “esta es una carta realmente importante para (Carolina) Cosse”, por ejemplo, y al mismo tiempo “podría tener alguna posibilidad para Larrañaga”. Pero “para Cosse es una carta importante” a ciencia cierta, aseveró.

También incluyó entre los “eventos” a los posibles “apoyos que logren las candidaturas”, si bien el director de la Fundación Liber Seregni cree “que el mapa ahí está conformado” y es poco probable que se modifique.

En cuanto a “las campañas publicitarias”, en estos meses “hemos visto cosas muy distintas”, sobre todo referidas a “la pelea en el Partido Nacional”.

Allí, “la campaña de Lacalle Pou es clásica” y está “razonablemente bien hecha”, en tanto “la de Sartori ya la hemos visto” y en ella “seguirá habiendo novedades en este doble escenario: una capa por arriba” con sus “propuestas”, a las que “ha logrado agendarlas” y al mismo tiempo “la campaña por abajo”, que comprende “el frente territorial y la campaña sucia”. Canzani resaltó que “la campaña por abajo puede seguir prácticamente hasta el último día” por ausencia de regulación en redes.

La interna de los blancos es claramente la más competitiva y con potencial para producir sorpresas. De hecho, en las internas de 2014, la inesperada “victoria de Lacalle Pou” frente a la precandidatura de Larrañaga fue por “menos de dos puntos”. A lo que puede sumarse “cierta interrogante sobre lo que puede hacer el protagonista de esta campaña, que es Sartori”.

Después, “en el caso del Partido Colorado (…) hay más presencia de Talvi que de Sanguinetti en los medios de comunicación”, en donde “hay una campaña sistemática de Talvi con una inversión para nada desdeñable” en materia de recursos financieros. Sin embargo, sus “propuestas no” parecen estar generando mucho entusiasmo ni expectativa.

Entre los otros partidos, no solamente más chicos sino que además sin competencia interna, el empresario Edgardo “Novick sigue apostando a construir una imagen (…) hacia el futuro (…) la imagen de su persona (…) alrededor de un relato de su vida”. El hecho de “no pautar” publicidad en los medios lo deja “afuera de la conversación”, tal como también “ha quedado afuera el Partido Independiente” al “no pautar” publicidad.

La precandidatura del general retirado Guido “Manini Ríos (…) no tuvo” hasta ahora presencia en los “medios masivos” de comunicación. En su caso “lo que se nota es una especie de trabajo de base (…) en sectores del electorado aparentemente afines” a su perfil castrense y conservador.

En cuanto a la relación entre resultados de elecciones internas y asistencia ciudadana a los centros de votación, “hay poco material de las encuestas como para saber quiénes se verían beneficiados” en cada partido por una mayor o menor afluencia de personas a sufragar.

Aclarado eso, Canzani señaló que “Daniel Martínez con menor concurrencia” a las mesas “podría perder un poco” de espacio en el FA, al tiempo que “claramente candidaturas como la de Óscar Andrade podrían favorecerse” en el resultado “con una concurrencia menor” de votantes.

En el Partido Nacional, con una participación más baja y la fidelidad a sus respectivas corrientes de “los votos duros, sólidos, de hierro” que asisten a sufragar con convicción, “se favorecen aquellas candidaturas con aparato”, tradición e implantación social, o sea las de Lacalle Pou y Larrañaga.

Entre tanto, “Sartori” apuesta a ir “desarrollando” a la mayor velocidad posible “una gran estructura” y con certeza “va a usar algunas cosas” muy útiles “como las redes” y plataformas digitales, principalmente “WhatsApp”. Y hacia el domingo 30 “va a generar un aparato logístico” para maximizar su capacidad de garantizar “el voto” a sus listas.

Acerca del Partido Colorado, el sociólogo anotó su evaluación de que “Sanguinetti se vería favorecido si la concurrencia” a votar al lema “es baja”. Como resumen de las perspectivas generales, “hay un panorama de favoritismo en los tres partidos” principales, y si bien se perciben “posibilidades de cambio”, éstas son “relativamente limitadas”.

Finalmente, Canzani criticó una carencia de los sondeos de intención de voto relacionada al aspecto metodológico. “Que las encuestas no puedan medir el aparato (partidario), es un fallo de las encuestas”, para cuyo diseño “se toman hipótesis de concurrencia que a veces no son reales”.

Lo ejemplificó indicando que “en el caso uruguayo hay una sobre-declaración” ciudadana “de intención de voto en las internas”, que está vinculada a “una suerte de deber ser” que asumen muchas personas en el sentido de que “deberían manifestar su intención de voto” aunque no tengan la voluntad o intención real de hacerlo.