Bonomi: la población está dando mensajes sobre la Seguridad Pública hace 10 años; no se dio un mensaje correcto desde el Frente en la Seguridad

Entrevistado en InterCambio el Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, habló de los resultados de las elecciones de este domingo 27, las causas que pudieron determinar el retroceso electoral del Frente Amplio (FA) y las perspectivas para el balotaje del domingo 24 de noviembre.

Bonomi señaló que siempre “en la última semana” de cada elección “hay una efervescencia que produce un entusiasmo muy grande y ese entusiasmo nos modifica un poquito los números” en cuanto a la percepción. “Subimos las expectativas y si no se cumplen, de noche hay un desencanto que lleva 24 horas superarlo”. Y así “el entusiasmo me llevó a decir” que el FA ganaba “con mayorías y no fue así”, ya que ganó pero sin ellas, reconoció.

Analizó que los electores de “los otros partidos, arriba del 60%, votaron la reforma” desconociendo la orientación de sus propios dirigentes y candidatos. Entonces éstos, “si no convencieron” a sus propios votantes, tampoco necesariamente lo lograrán al respaldar a Luis Lacalle hacia el 24. “Ese es el partido que se juega” y mientras que “Lacalle tiene que convencer a tres de cada cuatro” electores, (Daniel) “Martínez tiene que convencer a uno de cada cuatro” para ganar la Presidencia, razonó.

Advirtió que dirigentes como el colorado Julio María Sanguinetti están atacando y provocando al FA y que desde el oficialismo “no hay que responder” a eso. En cambio, “hay que dibujar con tres, cuatro, cinco temas, el proyecto de país” del FA y transmitirlo con sencillez a la gente.

Al analizar las posibles causas de la merma de apoyo ciudadano al FA, citó el tema Seguridad enfatizando que “la población está dando mensajes sobre la seguridad pública hace 10 años, 9 años”, pero lamentablemente en el campo del oficialismo “hay gente que no lo quiere ver”.

Contó que hasta en Comités de Base de la coalición-movimiento, se viene encontrando desde hace varios años con “militantes del FA” que reclaman medidas como “cadena perpetua” y “pena de muerte” entre otras, pero “un sector del Frente dice ´Policía no´” y menos aún acepta medidas drásticas.

Describió la lógica y la modalidad delictiva de “bandas que están en guerra” y dirimen sus diferencias “a tiros”, sin dudar en matar tanto a trabajadores policiales como a ciudadanos que resisten rapiñas por igual. “No se dio un mensaje correcto desde el Frente en la Seguridad” pública, pero desde el 15 de febrero habrá “un Parlamento electo más proclive a votar cosas más duras” que respondan con más claridad a los desafíos.

Después el ministro mencionó el hecho de que “aumentó un poco el desempleo”, aproximadamente “dos puntos” en este periodo de gobierno, aunque se ha “claramente olvidado que se arranca con un 14%” de desocupación en marzo de 2005. En estos cuatro últimos años “perdimos 50.000 puestos de trabajo” pero “creamos 350.000 antes”. Por lo tanto, “ese tema hay que conversarlo mucho” con la población para esclarecerlo.

“Lo que está en juego son dos modelos de país” y este es el punto que debe ser jerarquizado en la campaña hacia el balotaje, evitando repetir el error de los sectores oficialistas que vienen centrando su discurso en “la agenda de derechos”. “El eje del proyecto de país” comprende “cuatro o cinco temas” en cuyo centro están “el Empleo”, ligado al “desarrollo productivo”, y “la Vivienda”, puntualizó el experimentado dirigente.

Bonomi también expresó “no quiero demonizar a (Guido) Manini” pero criticó que desde el FA “lo demonizamos” sin ver que “demonizar a Manini no era la mejor, porque después viene la segunda jugada, que son los votantes de Manini, y los votantes son de todo” por su heterogeneidad. “Hay un trecho” entre votar a Cabildo

Abierto y luego a Lacalle, por lo que “hay que enfrentar proyectos, no personas” y esto requiere “mirar adelante con amplitud” en lugar de cerrar a priori el contacto con la ciudadanía.

Destacó la incorporación del Intendente de Canelones, Yamandú Orsi, al comando de campaña de Daniel Martínez y sugirió que haya otras incorporaciones de dirigentes que han actuado en la órbita parlamentaria.

Habló de la reforma laboral regresiva y anti-popular del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro y señaló que “tenemos que machacar con eso” porque refleja la misma orientación que quiere imponer la derecha uruguaya.

Hacia una eventual victoria del presidenciable frenteamplista y con vistas a la composición del próximo Parlamento, Bonomi resaltó la existencia de “sectores del propio Partido Nacional” que son “más proclives a un proyecto de desarrollo productivo” que al modelo neoliberal de Lacalle.

De cara a la gobernabilidad, subrayó que “Lacalle tiene menos de un tercio de los votos emitidos”, y si bien “hay una situación difícil para el que le toque gobernar, no es cierto” que el FA “no pueda hacer acuerdos”.