Bonomi: El país necesita un “shock de infraestructura” a todo nivel, una inversión de 25.000 millones de dólares

Entrevistado en InterCambio el Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, habló del anuncio del Presidente Vázquez sobre su salud, las diferencias de solidez y seriedad entre algunos argumentos de actores opositores, la campaña electoral y la relación entre falta de vivienda y vida delictiva.

Bonomi se refirió al anuncio realizado en la víspera por el Presidente de la República, Tabaré Vázquez, sobre su estado de salud y confirmó que el mandatario “no había comentado” nada al respecto. El ministro ayer estaba “en el médico (…) cuando me llamaron” de Presidencia para convocarlo a un “Consejo de Ministros urgente” pero no pudo ir por estar en la consulta.

“Me parece excelente” la forma elegida por el mandatario para informar a la población acerca del asunto, “hizo (…) lo que había que hacer” ya que “esto iba a trascender” y entonces tomó “el toro por las guampas”. “Esto no es un problema institucional” sino de carácter “humano” en virtud de que “es la salud de un compañero y amigo; para algunos, para otros no”, valoró.

“¿Qué pasa después? Ese es un problema”, aunque de todos modos no está planteado porque “se agarró muy a tiempo” el nódulo pulmonar, que está en el “momento inicial” y así es “más fácil controlarlo”, por eso “espero con mucha fuerza que sea superado”. “A veces los dramas personales inciden sobre otras cosas que a uno le pasan por dentro”, reflexionó.

Después habló del “Programa de (el candidato presidencial colorado Ernesto) Talvi” para el tema “Seguridad” y dijo que está “bastante trabajado” y que “no tira todo por la borda” ni niega “todo lo que se hizo” en estos años de gobierno frenteamplista, como sí hacen otros candidatos.

Por el contrario, el Programa de Talvi lo reconoce y además propone cosas para “mejorar” la Seguridad pública y aledaños, como lo hizo un asesor del economista en una entrevista publicada esta semana en prensa, aspecto en función del cual “desde el punto de vista de su compañero de ruta”, es decir del propio candidato, “el asesor (…) cometió un error político” porque el juego político general de la oposición consiste sólo en fustigar al Ministro.

“Los asesores de Talvi son distintos a los de otros sectores, son más profesionales y recogen cosas con cierta justicia” de lo hecho en estos años por el gobierno, evaluó, contrastando eso con la actitud de “gente que a veces habla sobre lo que se ha hecho sin saber lo que se ha hecho”.

Ejemplificó esto mencionando el tema carcelario. En torno a éste, resaltó que “la reincidencia” delictiva de liberados “ha bajado”, si bien todavía “no lo suficiente”, aunque señaló que es muy difícil la eliminación total de la reincidencia y al efecto indicó que “España” e “Israel” están en “el 30%”. En nuestro país hay actualmente un “34%” de reclusos “trabajando” y un “46% estudiando”. “Eso es un avance grande”, puntualizó.

Recordó además que muchas personas que están privadas de libertad por haber cometido delitos “entran” a los centros penitenciarios “sin hábito de trabajo, sin disciplina de ningún tipo”. Muchos de ellos “viven de noche y duermen de día” y también “sienten más de terror” las cárceles “que les exigen estudio y disciplina”, como Punta Rieles. “Las odian”, lamentó.

A continuación nombró todas las cárceles del país “que están transitando hacia el modelo que queremos se instale definitivamente” en el conjunto del sistema penitenciario, con trabajo, estudio, respeto general y disciplina. Luego destacó el valor “de la doctrina” policial uruguaya y del “protocolo de actuación” que la guía, como elementos reguladores “del poder” que el Estado confiere a estos funcionarios para actuar, a diferencia de países de la región en los que la Policía agrede y mata en las calles a discreción.

Más adelante se refirió a la situación política de Argentina y evocó el momento en que hace casi cuatro años asumió funciones el gobierno. Bonomi pensó entonces que “el mejor aliado que va a tener el Frente Amplio” (FA) en el próximo ciclo electoral, o sea ahora, “va a ser el resultado” del “Programa” del gobierno argentino, porque claramente sería “un desastre” para la mayoría del pueblo hermano del Plata.

“Y eso (…) los que quieren sacar la pata del lazo, lo aplaudieron, lo felicitaron” desde Uruguay, recordó aludiendo a la oposición de derecha uruguaya. “Y hoy dicen: ´fracasó (el gobierno de Mauricio Macri) porque no lo hizo (el ajuste antipopular) rápido y fuerte´”, apuntó el ministro, advirtiendo que “eso es lo que piensan para el Uruguay” por venir.

Acerca de la repetición mediática a modo de mantra en nuestro país de que la situación argentina perjudicará el Turismo y el Comercio en Uruguay, Bonomi respondió que “a mí a veces me preocupa más cómo afecta a los argentinos” en su derecho a vivir dignamente más allá de Uruguay, “porque si no vienen acá es porque no pueden comer allá”, razonó.

Pero lamentablemente, “acá a veces medimos lo que pasa en el mes siguiente” sin entender que “ese desarrollo de Argentina en el largo plazo es lo que va a incidir más sobre nosotros”. Es así que “en esa inmediatez a nosotros nos cuesta porque la hacemos pesar demasiado”, perdiendo de vista que detrás de lo inmediato “viene un proceso mucho más largo”.

En cuanto a las perspectivas electorales del FA hacia octubre, el secretario de Estado analizó que “después de las internas pasadas teníamos un panorama parecido” al actual, cuando la ahora Vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky, dijo que “´el susto despertó al mamado´”.

Entonces la consultora “Equipos” medía un “39%” de intención de voto al oficialismo “y en un mes tuvimos 48%”. “Las encuestas (…) lo van a hacer subir” al FA para que la distancia no parezca tan grande y podrá apreciarse “cómo aumenta sorprendentemente el número de indecisos”, proyectó.

Reflexionó que “hay gente que vota por el bolsillo y hay gente que vota por los sueños y las ideas”, por lo tanto desde el FA “hay que tener planteos para las dos cosas”. Y aunque “la oposición” pretende que “está todo peor”, debe recordarse que “bajan 50.000 puestos de trabajo” en los últimos cuatro años “después de que crecieron 300.000” desde 2005, anotó.

En realidad “ha bajado el desempleo” desde que gobierna el FA “y eso hay que saber mostrarlo”, dado que “el proceso ha sido” notablemente “positivo” y el país “sube” de a poco mientras los vecinos “caen” sin cesar.

Después el entrevistado habló del tema Vivienda como derecho y también como factor de buen vivir para desalentar el delito. Esto último “requiere políticas interinstitucionales, integrales (…) proyectos concretos financiados en el Presupuesto”, lo que “incluye Salud, Educación, Vivienda, Trabajo”. Se trata de “los debes que hemos tenido, en un panorama de un montón de aciertos” durante 15 años de gobierno.

Refirió al necesario “shock de infraestructura” a todo nivel que promueve “el contador Enrique Iglesias”, quien “habla de 25.000 millones” de dólares al efecto y explica que “endeudarse” para eso “está admitido”. Iglesias le ha dicho a Bonomi “´cíteme cuando lo diga´. Yo lo cito”, explicó el jerarca.