Bergara: queremos corregir las cuentas públicas, hacerlas más sustentables para fortalecer al Estado

Entrevistado en InterCambio el candidato a senador frenteamplista Mario Bergara, repasó los principales temas de la agenda política nacional y criticó la debilidad de los argumentos opositores y sus contradicciones en asuntos económicos, educativos y de seguridad pública y convivencia.

Bergara destacó el marco militante en el que este domingo 25 de Agosto el Frente Amplio (FA) celebró el Día del Comité de Base y en el que “me tocó estar en nueve comités” durante lo que fue una extensa jornada.

Subrayó la importancia para la movilización de “tres instancias” partidarias como “la Convención”, “el banderazo” del sábado 24 en La Teja y “el Día del Comité”. Con ellas “estuvimos recargando energías” militantes hacia el objetivo del último domingo de octubre, ya que “la elección se gana en la campaña” y ésta “tiene que lanzarse con mucho más entusiasmo”, apuntó.

Analizó que mientras en los dos comicios nacionales anteriores “el FA tenía que sostener una votación, ahora hay más conciencia de que hay que salir a rescatar votos” perdidos y también a disputar otros.

Entonces “los frenteamplistas tienen que hacer esa campaña” y hacerlo desde el hecho “indiscutible” de que “el Uruguay está en un escalón de bienestar más alto”. Y simultáneamente, “con visión autocrítica, reconocer que hay un montón de áreas en las que hay que hacer mejor las cosas”.

Valoró como natural y lógico el hecho de que mientras en 2005 “las demandas” de la población eran “más básicas”, 15 después “estamos en otro escalón” superior “justamente” en virtud de los logros y avances. “Las demandas de la sociedad son diferentes, está bien que sea así” porque en definitiva esto supone “el aguijón” social legítimo que exige a la política.

Criticó y descartó por carentes de fundamentos varios argumentos opositores, como que “el FA desconsideró a la clase media”, algo que es “totalmente falso” porque “no se corresponde con la realidad”. De hecho la situación de las capas medias “mejoró” notoriamente con el FA y estas crecieron en prosperidad y en cantidad de gente, que ascendió socialmente.

El ex presidente del Banco Central señaló no obstante que “no alcanza con reivindicar los logros” sino que cabe “reconocer” carencias y atrasos en “Educación” y “Seguridad”. En estas áreas se requiere diseñar “líneas” de política para proyectar la acción pública, asumiendo “desafíos nuevos” orientados a “abordar” las respuestas “con lógicas políticas diferentes”. Aseguró que “hay una reforma integral en el sistema educativo que está pendiente”, pero puede ser realizada más fácilmente gracias a los cambios operados desde 2005 en diferentes aspectos, como tecnología y recursos.

Lamentó la colocación mediática de “exageraciones que no lo hacen bien al país”, por ejemplo la del expresidente Julio María “Sanguinetti” al sostener que Uruguay es “un país hipotecado” por su nivel de endeudamiento. “La percepción (…) que se tiene de Uruguay” en el exterior y los organismos internacionales “es muy positiva”, contrastó. “El ingreso se multiplicó” y entonces “esa relación deuda/producto” que antes del FA “superaba el 100%”, en el presente se ubica “en órdenes del 60 y pico” por ciento.

En el frente fiscal es necesario “mejorar las cuentas públicas para fortalecer al Estado” y no para achicarlo como quieren los partidos de derecha. “Los países donde mejor funcionan los mercados” son aquellos en donde “los Estados” nacionales son “más fuertes” y más reguladores. “El Estado ayuda a que los mercados funcionen mejor” y en Uruguay “el mercado jamás hubiera creado el Plan Ceibal”, ejemplificó.

“Queremos corregir las cuentas públicas, hacerlas más sustentables para fortalecer al Estado”, recalcó, desnudando luego los “planteos contradictorios” de la oposición ya que “todo eso” que propone la derecha para el Estado “implica recursos que en ese marco de recortes no se ve por dónde vienen”. “La palabrita eficiencia es muy linda pero hay que llevarla a la realidad y eso no es tan sencillo”, disparó a las propuestas de ajuste.

“Solo con lógica de recorte no se resuelve el problema (…) estas cosas se resuelven a la larga con crecimiento económico” y no “con la cuenta del almacenero para mañana”, graficó. Se trata de construir “condiciones para que la economía siga creciendo”, siendo esto lo que realmente “ayuda a corregir las cuentas” públicas, puntualizó el exministro de Economía.

Del mismo modo, un próximo gobierno tiene que abordar “el sistema de seguridad social” y su situación financiera, porque “si eso no se corrige, lo demás va a ser absolutamente insuficiente”. Los “retiros parciales” son una modalidad posible para balancear el régimen previsional, “es la historia del sistema de seguridad social: ir adecuándose” a los cambios en “la vida humana”, empezando por el aumento de la expectativa de vida. Se impone “mucho diálogo inter-partidario (…) y con las organizaciones sociales”.

Luego habló de Educación y reseñó muchos avances de estos 15 años, como que “hoy los niveles de cobertura (…) son prácticamente universales” y se observan “mejoras bastante significativas”, aunque conviven todavía con “resultados inaceptables” en Educación Media. En lo general del tema, hay “una reforma que el FA no supo conducir” y asimismo “hay que cambiar la gestión en el centro educativo”.

“Conducir una reforma educativa pasa por conducir, por liderar”, indicó. En este punto, también lamentó que desde la oposición “todo lo que se propone está parado sobre lo hecho”, por lo tanto “se ve que todo tan mal no estaba” y esto rige tanto para Educación como para Seguridad.

En esta última área hay muchas “cosas hechas”, así como “problemas por reconocer y líneas políticas de trabajo hacia adelante” por diseñar, partiendo de activos insoslayables como que hoy día “tenemos la mejor Policía en muchas décadas” de vida del país.

“Hay un cambio sustancial” pero “los resultados no son buenos”, evaluó. “Bajar la reincidencia es fundamental” y para ello es necesario poner “mucho más foco en el combate a las adicciones dentro de las cárceles”.

Asimismo “hay que cambiar el chip en materia de políticas sociales” y especialmente en su “coordinación”, en tanto que para destinar 1% del PIB a I+D “hay que caminar”. “El desarrollo científico tecnológico es fundamental para el mundo de hoy (…) hay que invertir más sin duda en ciencia y tecnología”, aseveró el entrevistado.

Más adelante dijo que “la constelación de empresas públicas es muy razonable” en nuestro país y “ahí también los temas de eficiencia, de responsabilidad, de transparencia tienen que ser un eje”.

Valoró que “el Estado sigue siendo fundamental en conducir el proceso económico y social” de los países y en ese marco “las empresas públicas tienen también un rol fundamental” a cumplir. Para ello “hay que hacer empresas públicas más y más eficientes” y actualizadas “tecnológicamente”, y con esto hacerlas “defendibles”.

Sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el candidato a senador por el FA analizó que “son muy malas noticias para el comercio mundial (…) y para los países que procuramos desarrollarnos con el comercio internacional”.

Sobre la política oficial de administración del endeudamiento público, “sería mucho más costoso no hacerlo”, aseveró respecto de la llamada ´deuda parafiscal´ que contrae y gestiona el Banco Central.

En cuanto a la creación de un nuevo grupo en el FA que lo tiene como referente y que en estas semanas converge en un sublema junto a otras agrupaciones emergentes, Bergara dijo que “lo vemos como parte de un proceso activo, de construcción” al que “algunos grupos se han sumado”.

Todos comparten el objetivo inmediato de “sumar electoralmente a través de un sublema” y es “una puerta abierta para todos aquellos” que se identifiquen con una “impronta renovadora, progresista y seregnista”. “Estamos en diálogo con más sectores que se sumen a este sublema ´Progresistas´”, convocó el economista y ex precandidato presidencial.