Aníbal Pereyra: La tradición de la construcción política de los partidos hay que cuidarla, eso nos hace diferentes en la región y en el mundo

En su columna semanal en M24 el Intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, reclamó no hacer política en base a “la tergiversación” ni campaña electoral “de marketing” como “quien vende un producto”, advirtiendo que “eso puede ser un bumerán para cualquiera”, tal como se verifica en la región.

Pereyra convocó a los actores de la vida política nacional a tener una “suficiente mirada” y una “suficiente altura (…) para entender (…) las claves (…) de los caminos (…) que hay que seguir” en la actuación pública respecto de los temas más sensibles y de la interacción con la sociedad.

Porque si bien es tan legítimo como evidente que cada partido, sector y candidato “va a tratar de que su propuesta sea aceptada” por los ciudadanos, no debe hacerse “con elementos que van por otro lado” como “la tergiversación”, el recurso de “plantear temas desde una base que no es la correcta” y el “instalar conceptos que no necesariamente son ciertos”.

De ese tipo de opciones hay actualmente a mano “varios ejemplos” tanto “en la región” como “en el mundo”, con lo que es muy fácil entender que “toda esa adrenalina lleva a instalar propuestas” generadas no a partir “de ideas” sino “de marketing”, actuando como “quien vende un producto”.

Es decir, desde algunos sectores y dirigentes se actúa a nivel público y se hace campaña “no con la lógica de lo que debe ser un programa” político, “un proyecto de construcción de una sociedad” sino con la impronta de lo “irreversible” que puede resultar una “campaña electoral” en la que “te compraste” un producto “y después hacete cargo” de lo que pase con él.

“Algo ya está pasando en Brasil” con relación a esa forma de hacer política, así como también “con Macri” en Argentina, ejemplificó el Intendente, advirtiendo que después de elegir ese nivel de opciones, cuando se producen las consecuencias sociales de las políticas que adoptan, “la distorsión de la noticia” es el recurso fraudulento que usan para ocultarlas.

Por eso, coincidió Pereyra con otro dirigente con el que conversó recientemente sobre el tema, “la tradición” uruguaya “de la construcción política de los partidos hay que cuidarla”, valorando además que “eso nos hace diferentes en la región y en el mundo”, reflexionó.

El instalar “esta forma” de hacer campaña electoral “como si fuera un remate o una venta, pero sofisticada, no podemos permitirlo”. En torno a esa negativa a naturalizarlo se impone “cerrar filas”, porque “en cuanto concepción de cómo discutir las cosas” públicas, de cara hacia “el país (…) de mañana (…) puede ser un bumerán para cualquiera”, razonó.

En el inicio de otro ciclo electoral, “la seguridad pública”, “la economía” y “el desarrollo” son, entre otros, “temas que preocupan” a la ciudadanía, por eso mismo “están en el tapete” y sobre ellos “tenemos que tomar decisiones”. Sin embargo y pese a esa importancia, se hacen “planteos rimbombantes” referidos a seguridad tales como una campaña de “firmas” o una idea de “policía Hollywood”, lamentó el dirigente del MPP.

“En temas muy complejos no hay soluciones mágicas” ni respuestas “como un golpe que cambia todo”, de hecho “sabemos que eso no existe”. Y aun así, hay actores que irresponsablemente propagan la mentira de que “el gobierno” favorece “a los delincuentes” porque integran “su base social”. “Esto lo instalan” de hecho, con los circuitos de comunicación de masas.

“Entonces no puede haber candidatos a Presidente que planteen esa solución mágica, porque estas cosas son como un bumerán, vuelven”, recalcó refiriendo a los ejemplos regionales y mundiales de agudización. Pereyra citó otro caso de esa práctica a la que es necesario cerrar el paso:

“Los voy a buscar dentro de la cueva”, dijo días atrás sobre quienes delinquen otro precandidato, alguien que “en los últimos meses (…) ha ido a Rocha (…) en repetidas oportunidades”. Ese dirigente “se ha sacado fotos con ciudadanos” que han estado “en prisión” y justamente “quien los denunció fue el gobierno que ellos dicen que protege a los delincuentes”.

“Tenemos que tener seriedad en los planteos, levantar la mira. Si no, estamos construyendo un país muy débil, con mensajes muy pobres”, exhortó el Intendente de Rocha.