Aníbal Pereyra: debemos decir muy orgullosamente que en nuestro país se construye una política muy diferente a algunos países de la región

En su columna semanal en M24 el Intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, reivindicó el derecho de la sociedad a conocer las obras que el gobierno nacional realiza con los recursos que los ciudadanos vierten al Estado y reclamó a los críticos de esto “elevar la mirada” por el bien del país.

Pereyra contextualizó su espacio en esta emisora contando que “en las últimas horas” fueron publicados “algunos artículos” de prensa “instalando una especie de polémica” que utiliza al efecto “la campaña publicitaria” con que “la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y el gobierno nacional” informan sobre “las 1.500 obras” realizadas “en 1.500 días” de gobierno.

Esa campaña “enumera algunas de las obras” ejecutadas y destaca “el impacto que tienen en todo el territorio nacional”. Y efectivamente “hay obras que tienen un impacto importantísimo, tremendo, especialmente” muchas concretadas en “pequeñas localidades” y “ciudades” del Interior de la República que “cambian la calidad de vida de la gente”.

Por ejemplo las hechas en “zonas inundables” para “modificar esa realidad” y hacer que los pobladores puedan “tener barrios con vereda, cuneta, asfalto, pluviales, saneamiento”, describió el Intendente.

Todas esas realizaciones “se financian, como toda obra, con recursos públicos”, es decir con “aportes de la ciudadanía” mediante el pago de impuestos. En materia de políticas y proyectos públicos, se trata de “definirlos con criterios” de justicia y racionalidad que permitan “seguir construyendo esa realidad de manera equitativa”.

Pero lamentablemente, a través de “la polémica” mediática citada, “se ha salido a cuestionar que el gobierno nacional” ejerza “el derecho de salir a decir ´esa obra es mía´”, cuando “la propaganda” referida “obviamente incluye al Congreso de Intendentes” y al origen ciudadano de los recursos.

“Pero no se puede discutir que es responsabilidad política del gobierno nacional trabajar” con el objetivo de que “esos planes, esas ejecuciones se lleven adelante”, respondió Pereyra a quienes cuestionan al gobierno, explicando a continuación porqué: “A partir de (…) estas decisiones políticas instaladas en el país, el gobierno nacional (…) tiene la obligación moral y ciudadana de aplicar y aterrizar esos proyectos independientemente de la filiación política de sus gobernantes, porque esto no sucedía en este país” hasta marzo de 2005.

Al mismo tiempo, “tampoco podemos generar” el recurso mediático “a la inversa”, o sea pretendiendo “que en nuestro territorio, en cada Departamento, de acuerdo a la filiación política del gobierno de turno, a la gente se le quiera transmitir que ´esa obra es mía´, como apoderándose de lo que tiene que ser algo muy transparente, porque en definitiva el concepto de fondo es que son recursos públicos, dineros que se vuelcan al Estado para que redistribuya”, puntualizó.

“Esto es una discusión filosófica”, implica un debate “de fondo” alrededor de “cómo concebimos las políticas públicas y el gobierno”, ya que “cuando escondes algo, le quieres transmitir a la gente una media verdad”. Pero “a la larga, la verdad siempre tiene que estar arriba de la mesa”, apuntó.

Entonces, el único camino aceptable pasa por “dar una batalla por transparentar la política, las políticas”, lo que incluye en cada lugar del territorio nacional “ir a hablar con los vecinos” para “construir juntos” cada obra y realización como parte de un proyecto colectivo que es nacional.

En cambio, “esa forma de gobernar” algunos Departamentos reclamando algo muy cercano a la propiedad de las obras, “no quiere perder la visión clientelística de ´yo te resuelvo los problemas´”, lamentó Pereyra.

“¿Qué problema hay que el gobierno nacional publicite y qué problema hay que se sepa que son de los recursos de la gente? ¿Y que la decisión de esos recursos se construye en una visión nacional entre los gobiernos departamentales y nacionales?”, interrogó el dirigente del MPP.

El cuestionamiento a dicha campaña publicitaria “no tiene sentido y es fruto de las características de un año” electoral, y “la gente no se merece” asistir a un tironeo sobre “quién es el padre o la madre de la criatura”.

“Hay que elevar la mira en cuanto a cómo seguimos construyendo” un país para todos “más allá de las cuitas” sectoriales y personales, exhortó el Intendente rochense, que convocó a los ciudadanos a “decir muy orgullosamente que en nuestro país se construye una política muy diferente a algunos países de la región”.