Álvaro Padrón: Ecuador es otro ejemplo a tomar en cuenta de las políticas que están volviendo en América Latina

En su columna semanal en InterCambio, Álvaro Padrón habló de la “excepcionalidad” de Uruguay como ejemplo positivo tanto en lo político como en lo económico y cultural, en un contexto latinoamericano y mundial de crisis económica, inestabilidad política y deriva autoritaria.

Al volver de un viaje de trabajo a Panamá, en donde escuchó exposiciones de sindicalistas de todo el continente acerca de la situación en sus respectivos países, Padrón lamentó la persistencia de actores opositores locales en “insistir en que en Uruguay está todo mal”.

El privilegio de “poder viajar” permite apreciar las notorias diferencias y “ahí nos rompe los ojos” la situación positiva general de nuestro país en todos los terrenos, pese a la insistencia de “calificar la situación de ´crisis´, ´la gente no aguanta más´, se escuchan esas cosas” en los medios y redes.

Reseñó lo expuesto en Panamá por muchas delegaciones asistentes a una reunión sindical continental, para concluir en “la excepcionalidad” del caso uruguayo ya que “es dramático” lo relatado por los activistas americanos.

Por ejemplo, en Estados Unidos el presidente Donald Trump “está diciendo que si avanza un juicio político” contra él, eso “sería una guerra civil”, posicionamiento con el que “logra una especie de parálisis democrática”.

Los sindicalistas estadounidenses “hablan de deterioros varios” pero sobre todo “de la calidad de la democracia” en la potencia norteamericana. Simultáneamente, lo que ocurre “en Centroamérica es tremendo” en todos los campos de las sociedades y Estados, mientras que en Argentina y Brasil alarma “el deterioro en la calidad de vida en los dos países” vecinos.

El columnista agregó “la crisis en Perú”, en donde el presidente “Vizcarra disuelve el Parlamento” y ni siquiera fue electo, siendo el país andino base del ´Grupo de Lima´, ámbito que tiene la pretensión de dictar cátedra de democracia al gobierno de Venezuela.

Más aguda aún es en estos días la situación de “Ecuador”, país hermano y actualmente “ejemplo a tomar en cuenta de las políticas que están volviendo en América Latina”. Es decir, “ajuste” general del Estado y “medidas de austeridad” por acuerdo financiero “con el FMI” y esto acompañado como siempre de “represión a las movilizaciones”.

Esa receta “es la misma de siempre y es la que van a traer a Uruguay” los partidos de derecha si ganan las elecciones y conforman coalición, advirtió.

En contraste con todo ello, “Uruguay aprueba el Convenio 190 de la OIT” sobre violencia y acoso laborales, novedad informada en el encuentro sindical de Panamá.

Así, el nuestro es “el primer país en el mundo” en aprobar esa norma, que ratifica una vez más el camino de “los avances en los derechos laborales”, asunto relevante ante el cierto “riesgo de que estas cosas se reviertan”.