Alfredo Jalife-Rahme: “EEUU podría entramparse en un mega Vietnam en Medio Oriente”

El analista geopolítico dialogó con GPS Internacional acerca de las tensiones entre Washington y Teherán.

«El canciller iraní es considerado pro-occidental, porque los iraníes también tienen ese lado que no les ha beneficiado en absoluto y tienen el lado más nacionalista que son los Guardianes de la Revolución a los que EEUU está asestándole a cada rato sanciones», indicó Jalife-Rahme. «No veo ninguna guerra en el radar. No solamente el canciller Zarif se encuentra en Japón para dar un mensaje muy claro de que no quieren la guerra y pedir la mediación de aquel país que puede ser muy benéfica, sino que también el mismo Trump, según recoge el Washington Post que es del establishment, abiertamente dice que no quiere la guerra», agregó. «El secretario de Estado, Mike Pompeo, va de desastre en desastre porque no es diplomático. EEUU carece de diplomáticos lo cual es muy peligroso. A veces las cosas se resuelven por la guerra y otras por el arte de la negociación que maneja Trump, pero tampoco le están saliendo muy bien porque vemos que no ha podido ni con China, ni con Corea del Norte, ni con la Unión Europa», subrayó el analista.

«Trump se salió en forma unilateral y rompió un acuerdo firmado por las otras cinco superpotencias, todo con tal de desmarcarse de lo que ha hecho Obama, porque quizás su gran contrincante en el primer martes de noviembre de 2019 sea Joe Biden», puntualizó Jalife-Rahme. «Entonces los iraníes en un momento dado estaban esperando que se decantase la situación interna de EEUU, que allí es donde hay que ver la política y no en el exterior», añadió. «Trump junto a Pompeo y Bolton acaban de salir de una micro Bahía de Cochinos en Venezuela y habría que imaginar si se entrampan ahora en un mega Vietnam en el Medio Oriente», dijo Jalife-Rahme en entrevista con radio M24 y Sputnik.

Además en GPS Internacional, el periodista Bruno Sgarzini, integrante del portal Misión Verdad, repasó la actualidad sobre Venezuela a partir de las últimas novedades con el acercamiento entre el gobierno y la oposición en Noruega y el asedio de la embajada en Washington. «La agenda de Guaidó sigue siendo no un diálogo sino la rendición de Maduro. Por el lado del gobierno la agenda ha sido clara de sentarse a dialogar entablando una solución al problema institucional para que la Asamblea Nacional salga del desacato, establecer acuerdos mínimos para que se levanten las sanciones y bloque de EEUU, y que se respete el cronograma electoral hasta el fin del mandato de Maduro», señaló Sgarzini. «La única parte de la administración de EEUU que quiere una salida no militar es el propio presidente Trump y junto con la comunidad internacional quiere una salida negociada, mientras que la oposición de Venezuela está en un repliegue táctico al igual que los sectores que quieren una guerra para volver a intentar un golpe y armar un ejército irregular en el país», agregó. «Según la Convención de Viena el estado receptor de la sede diplomática de otro país tiene que protegerla y velar por ella, porque es inviolable. Cuando hay una ruptura de relaciones como en este caso se busca un común acuerdo para otorgar la custodia a un tercer país. En este momento EEUU negocia para dejar a Suiza a custodiar y Venezuela quiere que sea Turquía», puntualizó el periodista. «Hubo un asedio de la embajada por parte de los seguidores de Guaidó y del servicio secreto para que no pasaran alimentos ni medicinas y en los últimos días cortaron el agua y la luz. La defensa de la embajada se convirtió en una campaña contra la guerra en Venezuela que empezó a tomar cada vez más fuerza», destacó Sgarzini.

En el cierre cultural, el museo sitio de la Memoria de la ESMA en Argentina cumplirá cuatro años desde su inauguración y en el marco de ese aniversario conocemos más sobre las distintas actividades que se realizarán. Conversamos con su directora, Alejandra Naftal.

Y como en cada programa el repaso de las noticias destacadas de América Latina y un informe sobre el panorama mundial.