Alejandro Sánchez: UTE tiene la capacidad de generar más energía que la demanda; un Salario Mínimo compra 4 veces más electricidad que en 2004

En su columna semanal en M24 el diputado frenteamplista Alejandro ´Pacha´ Sánchez se refirió al corte en el suministro de electricidad ocurrido en nuestro país y en casi todo el Cono Sur este domingo 16 de junio.

A lo largo y ancho del territorio nacional “pasó algo este domingo” que “rompió nuestra cotidianidad”, contextualizó Sánchez refiriendo al inusual “apagón masivo” registrado “en todo el país” durante varias horas.

Y es que “además del confort” que garantiza a “nuestra vida cotidiana” el servicio de “energía eléctrica” como “base fundamental para nuestro funcionamiento”, la provisión de electricidad “afecta” nada menos que “el desarrollo del trabajo” y con él a todas “las actividades productivas”.

El corte “se debió a una falla” del sistema interconectado de transporte del flujo eléctrico “en la Argentina”, país en “donde hubo una caída muy importante de la demanda” y esto “hizo que se dispararan los seguros” y protecciones automáticas “de nuestro sistema de generación eléctrica”.

Ese mecanismo preserva en todo momento “el equilibrio que tiene que haber entre la producción y el consumo”, dado que a diferencia de otros bienes, “no se puede acumular la energía para utilizarla después”.

“Si hay un desequilibrio” en la generación respecto del consumo de electricidad, se produce “una sobre-potencia” en las líneas de transporte y distribución “que puede generar un conjunto de desperfectos” y daños.

Y también “al revés” del flujo, “si hay sobre-demanda” de electricidad se “termina generando” la activación del “seguro de protección del sistema”, con lo que “se apaga la generación inmediatamente”, explicó el legislador.

Lo cierto es que lo sucedido “nos afectó porque estamos interconectados con Argentina”, así como también lo estamos “con Brasil”, lo mismo que ocurre en los otros países de la región.

Esto se desarrolla en un periodo en que “Uruguay pasó de ser importador a exportador” de electricidad, mientras que “Argentina viene de un proceso de desinversión” que le “generó un colapso” y éste se extendió a toda la interconexión eléctrica regional.

De hecho, “ya hubo dos casos este año en Argentina”, donde “caen todos los indicadores” de producción, consumo y bienestar social a causa de los “recortes presupuestarios” aplicados por el gobierno. Entonces el apagón implicó “una situación que fue totalmente ajena a la situación de nuestro país”, que es absolutamente autosuficiente y aun exportador de electricidad.

Claro que aquí también conocimos algo muy similar a esa realidad argentina de ajustes y recortes. El diputado del Espacio 609 evocó aquel “proceso en Uruguay” desde la década “del ´90 hasta el 2006”, en cuyo transcurso “no hubo ninguna inversión en energía eléctrica”.

Ya en 2006 y con la llegada del Frente Amplio al gobierno, aquello empezó a cambiar y desde entonces hasta el presente “se ha duplicado el consumo de energía eléctrica en el país” junto a una multiplicación de la generación.

Para lograrlo “hubo que realizar fuertes inversiones” ya que antes “éramos importadores” de electricidad. “Lo que teníamos no nos daba” para cubrir la demanda interna porque “los gobiernos anteriores ni siquiera pensaron” en “el desarrollo” de la economía y la sociedad, recordó.

“Recién desde 2006 comienzan a incorporarse nuevos procesos de generación” eléctrica y se hizo de modo que se ha “reducido el peso” de la producción con “energías fósiles” en las centrales térmicas, disminuyéndose con ello la adicional y “enorme dependencia” que estas implican respecto “del precio del dólar y del petróleo”.

El gobierno frenteamplista ha hecho desde entonces una potente y dinámica apuesta a “las renovables”, fuentes de generación eléctrica que “son más limpias” y otorgan al país mayores márgenes “de soberanía”, puntualizó.

“De 40%” de electricidad de fuentes renovables que Uruguay tenía hasta 2006, pasó “a tener 64%” en el presente y además “diversificada” en cuanto a su origen, “lo cual le da previsibilidad” a la producción y el suministro.

Actualmente el país genera “33% eólica, 34% hidráulica, 5% solar, 9% biomasa y solo 18% fósil”, detalló Sánchez las fuentes.

“La UTE tiene la capacidad de generar más energía que la demanda” de toda la actividad económica y social del país. En cuanto al precio que paga la población, “si lo medimos en Salario Mínimo”, hoy día “un Salario Mínimo puede consumir 4 veces más” electricidad “que en 2004”, apuntó.

“Hay transformaciones que son importantes (…) aunque a veces no nos demos cuenta” de ellas debido a que las naturalizamos rápidamente y aunque “algunos políticos” de derecha valoren estas inversiones como “un gasto” innecesario de la empresas públicas y “quieran venderlas” como ha sucedido en Argentina, donde una consecuencia de esto son los apagones.