Alejandro Sánchez sobre la elección nacional: Más allá de las dificultades del país, no podemos permitir la rebaja del ingreso de las familias

En su columna semanal en M24 el diputado frenteamplista Alejandro ´Pacha´ Sánchez convocó a los ciudadanos a reflexionar en torno a quién votarán en las próximas elecciones presidenciales y legislativas de octubre, ya que “se juegan dos proyectos de país” con intereses opuestos entre sí, uno para las grandes mayorías nacionales y otro para los grandes capitales.

La decisión a adoptar por quienes aún no lo han hecho refiere, nada más y nada menos, “a qué proyecto de país queremos darle nuestra confianza para construir un futuro mejor”. Y justamente “las campañas electorales sirven para que los actores vayan explicitando qué proyectos de país representan”, recordó Sánchez.

Este ciclo electoral nacional que comienza el último domingo de junio con los comicios internos en los partidos políticos, se desarrolla en un contexto regional y global de vaivenes y transformaciones que presentan tanto “riesgos” como “oportunidades”. Y también “de eso se tratan los programas de gobierno, de minimizar los riesgos y potenciar las oportunidades” que se abren con cada situación nueva, reflexionó.

En ese marco, “varios actores” partidarios de la oposición derechista “colocan arriba de la mesa”, como objetivo “para conducir el barco” nacional en medio de “las aguas embravecidas del mundo que nos toca vivir, colocan la palabrita (…) ´austeridad´”, al punto de que “los candidatos del arco opositor, todos, están hablando” de ese concepto al parecer inocuo.

“Dicen que hay que reequilibrar las cuentas” públicas como argumento para instalar paulatinamente dicho concepto. Pero “atrás de la palabrita ´austeridad´ vienen otros adjetivos” y ahí ya se habla sin tapujos. “Achiquen el Estado” es la primera revelación de los mandamientos neoliberales, y “nos dicen que además hay que generar determinados recortes de gastos para bajar el déficit fiscal”, apuntó el joven legislador.

Es así que “detrás” de esa supuesta necesidad de ´austeridad´ se esconde el viejo dilema de “los privilegios versus los derechos”, dinámica alrededor de la cual “se genera una puja distributiva” ya que en el campo de los privilegios actúan quienes “luchan por recomponer sus ganancias” a costa “de la gran mayoría” de los habitantes del país, advirtió.

En esa dirección de ´austeridad´ reclamada desde el campo de los privilegios “también ha surgido la idea de eliminar los Consejos de Salarios”, así como la de supuestamente preservar “trabajo” a cambio de resignar aumento de “salario” y además la de suprimir “el Salario Mínimo” Nacional.

“¿Bajar el salario a la gente servirá para que la gente viva mejor? No”, razonó el diputado del Espacio 609, alertando que de ser electos quienes pretenden aplicar otra vez el recetario antipopular, esa orientación “además generará problemas a nuestra economía” al debilitar “nuestro mercado interno”.

“Si la propuesta del Partido Nacional pasa por reducir salarios”, volverá a ocurrir, como antes de 2005, que “las personas, las familias, van a tener menos ingresos para consumir”, lo que producirá “una espiral descendente” en la actividad de las empresas uruguayas y esto hará, como sucedía en el pasado, “que crezca el desempleo” y con ello, a su vez, “va a haber una presión a la baja sobre los salarios” ya que la gente aceptará trabajar por menos salario y, cada vez más, en peores condiciones.

“Esa historia ya la hemos visto, la estamos viendo en Argentina y en Brasil, es la destrucción de nuestra economía (…) en beneficio” de las grandes empresas y sectores más poderosos del capital, dado que todo ese proyecto restauracionista está “asociado” a la suba “del precio del dólar”, explicó.

“Ese proyecto representa los intereses solo del capital financiero (…) grandes terratenientes y grandes exportadores”, resumió Sánchez. “Por eso tenemos que pensar muy bien” a quién votar en octubre. “Más allá de las dificultades del país, no podemos permitir la rebaja del ingreso de las familias”, convocó.

Y es que “los Consejos de Salarios” que la derecha quiere eliminar con el Partido Nacional a la cabeza, “les permitió a los trabajadores apropiarse de una parte del crecimiento” desde 2005 hasta hoy, lapso de expansión ininterrumpida tanto de la producción como de la distribución del ingreso.

Ello ha fortalecido naturalmente a toda la economía nacional porque los perceptores de ingresos fijos, esto es asalariados, pasivos y también cuentapropistas, gastan todos sus ingresos adentro del país en las necesidades cotidianas de sus familias y en algunos casos también en insumos, con lo que alimentan el mercado interno, es decir la producción local y las micro, pequeñas y medianas empresas urbanas y rurales.

Con los Consejos de Salarios la remuneración de las trabajadores domésticas subió a “82 pesos por hora de trabajo”, mientras que sin los Consejos de Salarios la hora de trabajo se pagaría a “24 pesos”. Esa diferencia ha implicado un crecimiento “de 229% para aquellas personas que limpiaron siempre la mugre de otros”, reflexionó el dirigente del MPP.

A continuación Sánchez ejemplificó, utilizando cifras y datos concretos, la evolución de muchos otros sectores y actividades en los que las remuneraciones y condiciones cambiaron sustantivamente al alza en virtud de la reinstalación de los Consejos de Salarios con el gobierno frenteamplista.

“El crecimiento del salario le ha dado dignidad a los trabajadores” por diferentes vías y distintos mecanismos, “mejorando la calidad de vida de sus familias” y fomentando activamente “el desarrollo del mercado interno”, sintetizó al respecto.