Alejandro Sánchez: ¿Por qué algo que es constitucional para los bancarios, sería inconstitucional para los militares?

En su columna semanal en M24, el diputado Alejandro ´Pacha´ Sánchez habló sobre el proyecto de ley que crea un impuesto “transitorio” a aplicar a las jubilaciones de los oficiales militares para reducir el abultado y creciente déficit del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas, más conocido como ´Caja Militar´.

“La Cámara” de Representantes está “citada para discutir” este martes 15 el texto legal que establece “un tributo a las altísimas jubilaciones militares” de la oficialidad castrense, proyecto que “tiene media sanción” del Senado, enmarcó Sánchez.

La Caja Militar “ha ido acumulando un déficit importante” y determinante de que “el Estado haya tenido que destinar muchos recursos” para cubrirlo, dado que la propia entidad no logra hacerlo con el aporte de los militares activos, explicó el legislador frenteamplista. 

Esa “asistencia anual de Rentas Generales” ascendió a “484 millones de dólares en 2016 y en 2017 superó los 500 millones de dólares”, monto equivalente a casi “el 1% del PBI, una cifra muy importante que seguirá creciendo en el futuro” según las proyecciones. “Ese punto del PBI es mucho más que lo que se invierte en el Mides por año”, graficó.

Por lo tanto, “hay que reformar la Caja Militar” respetando determinadas especificidades asociadas al “régimen especial” de actividades y tareas que cumplen los militares, pero “no puede ser que se mantengan privilegios” como los vigentes ya que “el déficit” es causado “por los grandes beneficios que reciben los oficiales”, puntualizó. El objetivo concreto del proyecto es recaudar “cerca de 75 millones de dólares” durante 18 meses.

“La relación activo/pasivo viene deteriorándose” desde hace varias décadas, las “edades” de retiro son “mucho más” beneficiosas que en el resto de las actividades, las “bonificaciones” permiten que “los oficiales” se jubilen con “el 100%” de su ingreso como activos (único régimen del país) y además que lo hagan “con el grado inmediato superior”, con lo cual elevan aún más el monto de sus ingresos y “el Estado debe destinar más recursos” para ellos “que cuando están en actividad”, enumeró Sánchez.

Esa realidad “no resiste la menor crítica” y lleva necesariamente a que la Caja Militar sea “materia de una reforma” integral que actualmente discute el Senado a través de otro proyecto de ley. “Mientras tanto”, la Cámara de Diputados aborda el texto que se vota mañana -y que tiene media sanción del Senado- para establecer “un tributo especial” a fin de que los oficiales “sean solidarios” con su propio régimen previsional y con el conjunto de la sociedad, valoró el dirigente del MPP. 

Este proyecto estipula aportes adicionales del 2% para las jubilaciones superiores a 57.000 pesos, del 16% para las que exceden los 90.000 pesos, del 18% para las mayores a 108.000 pesos y del 20% para las pasividades que superan los 144.000 pesos. “Solo 9200 personas pagarán” el gravamen de un total de “49.500” retirados militares, en virtud de lo cual “el 80% de los beneficiarios” de esta Caja “no tendrán que pagarlo”, destacó. 

Recalcó la necesidad de minimizar y revertir “la perforación de la política fiscal cuando se necesitan recursos en forma urgente e importante” para solventar otras áreas y políticas públicas. Recordó que mientras el Banco de Previsión Social financia “en un 70%” las pasividades que paga mensualmente “con los aportes patronales y de los trabajadores”, la Caja Militar “solo recauda entre los activos el 15%” de su erogación para pasividades.  

De ahí que el propósito del proyecto de ley nada tenga que ver “con el pasado reciente”, puntualizó el diputado del Espacio 609. “Se ha dicho que (el tributo) es injusto” y fue concebido “por revanchismo” de la izquierda, “pero sostenemos” frente a esas especulaciones “que todas las cajas” paraestatales, entre ellas “la bancaria y la policial (…) se han reformado y ahora le toca a la militar, porque si no, el aporte de Rentas Generales va erosionando los recursos del Estado para otras necesidades”, remarcó.

En cuanto al argumento de presunta o eventual “inconstitucionalidad” del proyecto que esgrime la Liga Federal Frenteamplista como razón para votarlo por la negativa, Sánchez afirmó que es “una gran falacia” y esto justamente porque el proyectado para los oficiales militares “es similar al tributo establecido para los jubilados bancarios”, es decir con el propósito de “contribuir” a sostener su propio déficit. 

“Y el de los bancarios es permanente, para siempre” y lo pagan todos los retirados de esa Caja “a partir de los 25.000 pesos” de jubilación, comparación que habla del privilegio que seguirán usufructuando los oficiales retirados respecto de la mayoría de pasivos uruguayos. “La Corte ha fallado la constitucionalidad de esto reiteradas veces. ¿Por qué algo que es constitucional para los bancarios, sería inconstitucional para los militares?”, interrogó al aire el joven parlamentario del Frente Amplio.