Alejandro Sánchez: La pelea política, más allá de la campaña electoral, es por dejarles un país un poquito mejor del que tuvimos nosotros

En su columna semanal en M24 el diputado frenteamplista Alejandro ´Pacha´ Sánchez destacó el 48° aniversario de la fundación del Frente Amplio (FA), que la coalición-movimiento de las izquierdas uruguayas celebra este martes 26 de marzo con un acto en la Plaza Artigas de la ciudad capital del Departamento de Paysandú.

En esta ocasión Sánchez desarrolló su espacio de reflexión y comunicación “desde un ómnibus en el que estamos yendo a Paysandú” junto a un grupo de “compañeros y compañeras” con el propósito de participar “en un nuevo acto del FA” para conmemorar otro aniversario de su creación, mitin que tendrá lugar de tardecita “en la Plaza Artigas” y contará con “la oratoria de los cuatro compañeros precandidatos a la Presidencia” de la República.

Hacia allí “vamos con mucha alegría” y arropados por “la bandera de Otorgués”, el símbolo más genuino “de aquella gesta de democracia y soberanía de los pueblos” que marcó el movimiento emancipador liderado en esta región por José Artigas y “que nos trajo hasta aquí” con el FA.

El legislador reseñó la historia del movimiento artiguista y el “proyecto que se levantaba” con el “sacrificio de los orientales (…) contra los imperios de turno” en las primeras décadas del siglo 19, orientales a quienes “les tocó (…) pelear contra los imperios” más grandes “de aquella época”.

“No es poca cosa levantar la bandera artiguista”, honor y responsabilidad que “hoy nos toca a nosotros” y más aún “en esta campaña electoral”, en cuyo transcurso “quizá también enfrentemos poderosísimos instrumentos de la derecha continental y también de la vernácula” que estarán dirigidos claramente contra “el proceso de distribución” de recursos, ingresos y derechos conducido por el FA desde marzo de 2005, advirtió.

Pero aun con una abrumadora diferencia de recursos de todo tipo disponibles por un proyecto y otro de país en pugna, los frenteamplistas volveremos a dar esta batalla electoral y política apuntando a la construcción histórica de “una patria para todos”, puntualizó Sánchez.

“Ese rojo que significa la sangre derramada en nuestras tierras” unido “al azul” que simboliza “la República” y junto a ellos “el blanco que es la distinción de nuestra grandeza” conformando la enseña emancipatoria, “también supieron izarse hace 48 años” cuando “en la explanada de la Intendencia” de Montevideo “se reunía un pedazo del pueblo oriental para fundar una nueva esperanza”, el FA que sigue transformando a Uruguay.

Tras mencionar algunos de los postulados y objetivos históricos del FA, el columnista recordó que “nuestra bandera es hija de mil luchas” como aquella que cristalizó “el 10 de marzo de 1985” cuando miles de uruguayos fueron “a rescatar a nuestros presos políticos” del Penal de Libertad enarbolando también “la bandera de Otorgués”, que emocionados veían los luchadores desde su cautiverio. Aquellos miles de luchadores fueron “a rescatar a nuestros compañeros para seguir luchando”, recalcó.

Se trata, en definitiva, de “esa bandera que en tiempos más cercanos supo transformarse en banderazo” por las avenidas y calles, ya que contra toda vana ironía “somos una colcha de retazos (…) unida por la indomable e inquebrantable voluntad de transformar la realidad de nuestro país”.

“Por eso hoy más que nunca reivindiquemos la política” junto a “nuestra historia” construida por “esa fila tan larga de gente anónima” que vertió gran parte de su tiempo, y muchas veces su propia vida, en “estas herramientas que nos han permitido transformar” en buena medida la vida de las grandes mayorías nacionales en todo el territorio.

Por eso, iniciada la que será una intensa y disputada campaña electoral, “todos podemos hacer algo en este momento dramático de nuestra América Latina para que los derechos no retrocedan”, convocó el dirigente del MPP.

“Reivindiquemos nuestra construcción” histórica sintetizada en el FA tanto como “nuestra emoción” para empujar la causa de la justicia que le dio origen y le da continuidad, “porque la izquierda es eso, es alegría, es convicción, es emoción. Es razón y corazón para pelear contra las injusticias, para asumir que las injusticias no se naturalicen”, recordó.

Y como “los cambios sociales son hijos de su tiempo y de su sociedad”, sabemos que “no se puede avanzar más rápido que la organización de las bases sociales de los cambios”. Hoy el país demanda “comprometernos todos, con el poquito tiempo que podamos entregar, a la causa de nuestro pueblo, a la causa de la pública felicidad”, poniendo nuestra mejor energía y toda la fuerza disponible por cada cual para continuar luchando detrás del objetivo de que “los más humildes sean los más privilegiados”.

“Somos hijos de la lucha de nuestro pueblo pero somos responsables del presente y del futuro”, por eso y como siempre “la pelea política, más allá de la campaña electoral, es por dejarles” a nuestros hijos y nietos “un país un poquito mejor del que tuvimos nosotros”. “A redoblar, muchachos, la esperanza”, convocó el diputado del Espacio 609.