Alejandro Sánchez: la conducción del futuro del Frente Amplio deberá ser colectiva porque nuestra fuerza política es diversa y deberá tener la capacidad de tender puentes nuevamente con la sociedad

En su columna semanal en M24 el diputado frenteamplista Alejandro ´Pacha´ Sánchez destacó la gesta de la pueblada frenteamplista que con su militancia tenaz remontó un escenario electoral adverso hasta casi producir la victoria del Frente Amplio (FA), y convocó a seguir adelante teniendo presente que “surgimos de la intemperie” y “de los tiempos difíciles”.

Sánchez valoró que la jornada electoral del domingo pasado fue “un momento extremadamente importante para el país” porque en ella “decidimos (…) con enorme respeto (…) el futuro de Uruguay”. Por ello destacó el sentimiento colectivo de estar “tremendamente orgullosos de pertenecer a esta sociedad por su respeto y su convivencia”.

Desde el domingo de noche “estamos esperando los resultados de la Corte Electoral”, conscientes de que “es muy difícil que el FA revierta la tendencia favorable a Lacalle Pou”. Entonces “lo más probable es que el viernes la Corte Electoral proclame como presidente a Luis Lacalle Pou”. Sobre esto, puntualizó el diputado del Espacio 609, “el pueblo es el único que tiene derecho a equivocarse porque paga las consecuencias”.

Después enfatizó en la necesidad de tener claro que fracasó “el relato hegemónico” de campaña según el cual “el FA estaba aislado”, eslogan de la derecha operado desde su “construcción mediática” en simultáneo a la prédica de que había “un candidato que ya había ganado”, o sea Lacalle.

Y pese al “discurso hegemónico que nos instaló en ese lugar”, el resultado es que “se perdió el gobierno por muy pocos votos”, registrándose una “diferencia extremadamente reñida”. Y “ese logro no es responsabilidad de la dirigencia del FA” sino de “los frenteamplistas de a pie”, subrayó.

Se trata de un “resultado tan ajustado” que “podemos catalogarlo de victoria política” y que “demuestra que el FA es mucho más grande que sus dirigentes” y “estructuras”.

Evidencia una vez más que el partido oficialista “nació para hacer política permanente, para la transformación de la sociedad” y durante “la campaña vimos ese enorme potencial de la movilización”.

“El FA del futuro (…) es el que nació en esta campaña (…) que demostró (…) que está más vivo que nunca (…) el que debemos cuidar, preservar, ampliar y transformar en el futuro (…) el gran cambio fue cuando los frenteamplistas se apropiaron de la campaña”.

Esa movilización “nos llena de alegría y nos marca un camino para seguir en el futuro (…) necesitamos tener la cabeza bien amplia para darle cabida” en la órbita del FA. “Esa será una de las responsabilidades que tendrá la conducción del futuro del FA (…) que deberá ser colectiva (…) porque nuestra fuerza política es diversa”. Esa conducción deberá tener “capacidad de tender puentes nuevamente con la sociedad”.

“Nosotros surgimos de la intemperie, surgimos de los tiempos difíciles (…) somos hijos y nietos de las luchas de nuestro pueblo (…) de los que no tenían voz (…) la izquierda nació de esa entraña”, recordó. “A seguir soñando que es posible correr la frontera de lo posible”, convocó.

Sánchez expresó “un verdadero homenaje a esa pueblada (…) a esa marea de gente que dejó todo en la cancha” durante la campaña. “Nuestro querido Pepe dice que no hay victorias ni derrotas definitivas, que derrotado está el que deja de luchar”, ejemplificó el dirigente del MPP, manifestando “un enorme gracias” al pueblo frenteamplista “por haber estado a la altura de las circunstancias”.