Alejandro Sánchez: “Es injusto que tenga más minutos” en televisión “quien tenga más plata para gastar” en publicidad electoral

En su columna semanal en M24 el diputado frenteamplista Alejandro ´Pacha´ Sánchez se refirió a la importancia del Proyecto de Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos y a la necesidad de que este año los partidos de oposición lo voten y así enmienden su negativa de 2018.

Se trata de “un Proyecto truncado el año pasado” y que es “muy importante” para la igualdad política y partidaria y con ello para la salud de la democracia, por lo que “la bancada del Frente Amplio (FA) volvió” a darle este año “prioridad para ser aprobado”, contextualizó Sánchez.

El texto remite “al Financiamiento de los Partidos Políticos” y específicamente a “cómo regulamos la relación entre el dinero y la política” hoy día, al ser el Uruguay parte de “un mundo donde surgen cuestionamientos” al respecto que en muchos países se extienden a la forma de gobierno representativo como tal.

“En Uruguay también tenemos que precavernos” considerando con atención y seriedad “cómo se han dado” esos “financiamientos” a muchos sistemas políticos de diversas zonas del mundo, y a partir de esto “las relaciones de partidos y candidatos con las empresas”, advirtió.

Esas dinámicas tan negativas como peligrosas vienen operando “como un virus que ha infectado” a la actividad política tanto “en Europa” como “en Estados Unidos” y también “en América Latina”, y remiten a “una relación históricamente compleja” y ligada al hecho de que “las campañas electorales se han encarecido muchísimo”.

Entre las nefastas consecuencias reseñadas por el legislador del Espacio 609 están los “fenómenos de corrupción” partidaria y estatal, el “ingreso de millonarios a la arena política” porque “se compran un partido”, la consolidación de “una relación que genera desigualdades respecto de la sociedad” dado que algunas fuerzas partidarias “quedan marginadas porque no tienen el dinero para hacerse conocer”.

“Si no se regula esa relación”, se eleva el riesgo de que también aquí suceda que “solo pueden hacer política quienes tienen dinero”, mientras que los partidos y sectores sociales “pobres” quedan “invisibilizados” en el marco de una “democracia que depende del peso del capital y del dinero para colocar partidos y candidatos (…) en la esfera de todos”.

El objetivo de ese Proyecto de Ley es entonces “prevenirnos de que no se nos secuestre la democracia” mediante una “enorme concentración de poder político (…) en la mismas manos” que “el poder económico”. “He aquí uno de las grandes dilemas de la democracia moderna”, resumió, recordando que “sin poder político no se puede hacer políticas públicas”.

Y está claro que hoy día “Uruguay no es ajeno a esas presiones, basta ver la grilla de candidatos” así como comprobar “el peso del poder económico en las campañas electorales”, periodos en que los canales privados de televisión “a unos les cobraron más barato” el minuto de publicidad electoral “y a otros les cobraron más caro”. En la campaña de 2014 a los frenteamplistas “la participación en ese espacio les salió carísima”, precisó.

Ese Proyecto “se trabajó en el Senado”, en donde “fue aprobado en general por todos los partidos”, pero cuando el texto “llegó a Diputados (…) nos encontramos con el trancazo de quienes ni siquiera quisieron habilitar la discusión”. Allí, los opositores “se negaron a poder discutir la Ley”. “Vaya paradoja, después de dos años de trabajo” en el Senado, reflexionó.

Con el objetivo de revertir ese desenlace de 2018, en 2019 “va a ser una de las primeras leyes que esté en el orden del día del trabajo parlamentario”, ratificó el columnista, enfatizando en que “las empresas privadas no puedan financiar a los partidos” y “que las transacciones” asociadas a los aportes “sean electrónicas (…) para que se sepa de dónde vienen los fondos”.

Además “queremos eliminar las donaciones anónimas” para que “se sepa quién dona” a cada partido y sector, porque “¿cuál sería la razón para ocultar” el origen de cada contribución?, razonó el dirigente del MPP. Asimismo “queremos limitar la posibilidad de aporte de los candidatos” para evitar “que los candidatos millonarios compren partidos políticos”.

Otro propósito es establecer “que la venta de publicidad” por los medios de comunicación se haga “al mismo precio para todos los partidos”, y al mismo tiempo “que haya publicidad gratuita” para garantizar espacios mínimos a los partidos más chicos y con menos recursos. “Es injusto que tenga más minutos quien tenga más plata para gastar”, puntualizó.

“Lamentablemente no contamos con los votos de la oposición en diciembre pasado”, por lo que este año “veremos cómo nos va en la feria” con el segundo intento en tres años, para lo que “apelamos a que la oposición reflexione y a que la sociedad siga empujando” hacia la aprobación parlamentaria de un Proyecto imprescindible, resaltó el diputado del FA.