Alejandro Acosta: “todo lo que ha hecho la derecha es intentar que las cosas fracasen” en la gestión oficial del servicio público de gas natural

Entrevistado en InterCambio el dirigente sindical Alejandro Acosta, de la Unión Autónoma del Gas, habló sobre el proceso de traspaso de las firmas Montevideo Gas y Conecta desde Petrobras al Estado y explicó la visión del Sindicato sobre cómo debe operar el servicio público de gas natural.

Acosta informó que en el Sindicato están abocados a “repasar todas las propuestas” que le han “hecho a Petrobras” durante “todos estos años” para recuperar clientes y así rentabilizar a ambas empresas. Hay “30.000 cañerías que están vacías” y esto da la posibilidad “en un plazo muy corto” de “empezar a sumar” clientes, pero “hay que tener un plan comercial”.

Para reactivar el flujo en esos casos, “lo único que hay que hacer es comprobar que las cañerías no están estancas”, explicó y describió cuán sencillo es el procedimiento técnico. “Lo que se requiere es un plan sistemático” de carácter comercial “para llegarles a estos usuarios” y resolver los problemas técnicos que pueda haber. “Parece una tontería pero son de las cosas que veíamos que no se hacen” con Petrobras, lamentó.

Ahora transcurren los “dos meses” convenidos entre el gobierno y la compañía brasileña para instrumentar “el traspaso” de Montevideo Gas y Conecta al Estado uruguayo, pero “la transición” hacia el futuro modelo y estructura de la empresa “puede durar más tiempo que eso”.

Sobre las críticas de la oposición de derecha a la recuperación por el Estado de este servicio público, Acosta apuntó que “lo primero que tendrían que hacer los partidos tradicionales es plantearse qué está condicionando de fondo al sector”. A saber, “las políticas” que tanto “blancos” como “colorados” aplicaron al gas natural desde “fines de los ´90 y principios de los 2000”, apostando a que “Argentina fuera el proveedor de gas del país”.

Recordó en ese sentido que, hasta entonces, la producción local de gas natural en la Rambla Sur “nos daba” para suministrar el fluido energético a “45.000 usuarios”. Pero eso se perdió y además la privatización “significó un montón de plata que se llevaron las empresas tercerizadas”, disparó.

Después de aquello y ya con el Frente Amplio en el gobierno nacional, “hubo una apuesta a la regasificadora como alternativa”, pero “al dar quiebra alguna de esas empresas” involucradas en el proyecto, “los inversores privados decidieron irse”. Ante esta realidad, “¿qué hizo la derecha? Alegrarse de que fracasara”, lamentó el dirigente, recalcando que “todo lo que ha hecho la derecha es intentar que las cosas fracasen”.

Acerca del déficit alegado por Petrobras para ensayar una reestructura y desprenderse de las dos empresas, el entrevistado mencionó entre otros elementos la erogación de “casi un millón de dólares por año de salarios de jefes y gerentes”, mayormente “gente que no aporta una sola idea”. También recordó que “los trabajadores del gas nunca fuimos públicos” y analizó el tema del discurso derechista y mediático contra el funcionariado.

En lo inmediato, “tenemos los 11 despedidos” y al efecto están “esperando la reunión” con las autoridades para “ver si se dan esos reintegros”. Al mismo tiempo, “algunos seguros de paro terminan en agosto” y en el Sindicato quieren “discutir la reestructura” empresarial en el gas natural. Destacó el respaldo y la solidaridad de sindicatos como Aebu y Fenapes.

Resumió sobre el fondo del asunto que “un servicio público tiene que estar prestado por el Estado, por algún mecanismo”, y que no puede quedar gente sin trabajo, siendo estos los dos ejes que definen la estrategia sindical.

Rememoró asimismo que hubo “dos empresas que fracasaron, Gaz de France y Petrobras”, lo que cuestiona la eficiencia privada.

“Los trabajadores no nos sentimos agentes pasivos en esto” y “no es” exclusivamente “a través del conflicto sindical que queremos tener incidencia en esto”, sintetizó Acosta.