Agustina y Alen, integrantes de La Poderosa: si cada vez somos más, es porque cada vez hay más pobres en Latinoamérica y el mundo

Entrevistados en InterCambio los activistas sociales Alen y Agustina, integrantes de la organización territorial latinoamericana La Poderosa, contaron cómo se originó en Argentina su labor vital y militante, cómo se instaló en Uruguay y de qué forma se ha extendido a 12 países de América Latina esta experiencia social de base y en construcción permanente, que lucha contra la exclusión y por el empoderamiento social desde los barrios.

Alen explicó que La Poderosa “nació hace 15 años en la Villa Zabaleta” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (ex Capital Federal), villa grande y ubicada “a 15 minutos del Obelisco”. Ese nacimiento se produjo a partir de “un taller de fútbol” cuyo marco participativo abrió un dique de historias y frustraciones contenidas y de energía creativa que deseaba realizarse.

Ese taller de fútbol popular representó en el año 2004 el puntapié inicial del posterior proceso de unión y organización de aproximadamente 2.000 vecinos y voluntarios en muchos barrios más, primero de Argentina y después, paulatinamente, de otros países como Uruguay, en donde nacieron dos asambleas territoriales de La Poderosa, una en el asentamiento de Isla de Gaspar y otra en Nuevo París.

“Se fue distribuyendo la fuerza por distintos barrios de Argentina” y desde esa distribución fue creciendo hacia Latinoamérica bajo el mismo modelo organizativo, que es “asambleario” y horizontal, basado en “la autonomía” y “la autogestión” de personas que viven y actúan con nítida conciencia de clase desde su situación de “pobres”, describió Alen.

La Poderosa toma su nombre de la legendaria moto con la que el revolucionario argentino y cubano Ernesto ´Che´ Guevara viajó por América Latina junto a su amigo y compañero Alberto Granado en la década del ´50.

“Si cada vez somos más, es porque cada vez hay más pobres en Latinoamérica y el mundo”, reflexionó el activista. Añadió después que en su país de origen, Argentina, “la famosa ´grieta´” político-social entre kirchneristas y algunos sectores de izquierda por un lado, y liberales y anti-kirchneristas de derecha por el otro, no es tal ni expresa ninguna verdad definitoria de la vida social. “Nosotros consideramos que la única grieta” de la sociedad argentina “se llama línea de pobreza”, puntualizó.

Más adelante se refirió a las relaciones de La Poderosa con la institucionalidad estatal y política argentina, incluyendo el sistema de partidos del país hermano del Plata. En cuanto a esto, aclaró que “somos una organización social a-partidaria”, que cultiva a rajatabla su autonomía y distancia respecto de todos los partidos al tiempo que mantiene la capacidad de “juntarse a hablar” con gente de todos los pelos y colores.

Respecto del nacimiento y presencia de la organización en Uruguay, Alen destacó que la activista social -y ahora también militante política- Shirley “´Pelusa´” Medina, de Isla de Gaspar, “es una gran referencia de La Poderosa, y de hecho La Poderosa llega a Uruguay a través de ´Pelusa´”.

Hoy día La Poderosa está conformada por “más de 100 asambleas” barriales-territoriales “en 12 países de Latinoamérica”, que son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Habiéndose realizado en 2017 en La Habana el primer Foro Internacional de La Poderosa y tras desarrollarse la segunda edición el año pasado en Porto Alegre, se celebrará el Tercer Foro este año entre Montevideo y Buenos Aires simultáneamente, los días 27, 28 y 29 de julio. Para preparar este evento, se realizará durante estos días “un pre-Foro” en Montevideo.

Con la realización de cada Foro Internacional, “lo que hace” La Poderosa “es asentar las bases y elevar los pisos para construir en toda Latinoamérica”, sintetizó Alen al respecto.

Por su parte, la activista uruguaya Agustina contó que La Poderosa en Uruguay “surgió a partir de Instagram”, plataforma en la cual la organización colocó “un aviso” para contactar gente interesada y dispuesta a desplegar esta propuesta de activismo social en la orilla oriental del Plata.

“Un taller de comunicación” fue el primer paso para iniciar la actividad territorial en Nuevo París, recordó Agustina, resaltando que “ahora, con la ´Biblioteca” Popular Eduardo Galeano´ que allí organizaron, se sumó “mucha más gente” a un activismo social y cultural cotidiano que incluye talleres de percusión, baile y recreación, redacción y fútbol popular.

“Los gurises son los que más se comprometen” para generar iniciativas y ponerlas en práctica, destacó Agustina al citar como ejemplo a una “niña de 9 años” que propuso y reclamó la citada “Biblioteca para el barrio”.