A un mes de las protestas en Chile, crecen las denuncias de ataques a mujeres

Miles de chilenos se concentraron este lunes 18 en la plaza Italia de Santiago en una nueva jornada de protestas, cuando se cumple un mes del comienzo de las movilizaciones masivas contra el Gobierno. En Órbita dialogó con Laura Dragnic, abogada integrante de la organización Miles por los derechos sexuales y reproductivos.

A pesar del acuerdo en el Congreso para elaborar una nueva Constitución y el plebiscito convocado para abril de 2020, las masivas manifestaciones contra el Gobierno de Sebastián Piñera han cumplido un mes.

El mandatario reconoció que «en algunos casos» hubo uso excesivo de la fuerza por parte de Carabineros. Sus palabras fueron luego de que un joven de 29 años muriera sin poder ser asistido correctamente por los médicos, tras la acción de las fuerzas especiales.

«Agredieron al equipo médico a través del carro lanza aguas, gases lacrimógenos y disparos de armas antidisturbios, lo que retrasó la reanimación del paciente», confirmaron el Colegio Médico de Santiago y el Servicio de Atención Médica de Urgencia.

Las organizaciones y el Instituto Nacional de Derechos Humanos presentaron la denuncia ante la fiscalía, que se suma a otras 346 contra los Carabineros. Entre ellas hay 58 por violencia sexual, en las que están involucradas 93 víctimas.

«El Instituto Nacional de Derechos Humanos no pudo cubrir todas las querellas. Hay otros organismos que trabajan para salvaguardar la situación y proteger los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres», dijo a En Órbita Laura Dragnic, abogada integrante de la organización Miles por los derechos sexuales y reproductivos.
Según la abogada, la violencia sexual en este contexto tiene dos objetivos.

«El ejercicio de violencia política sexual tiene doble carácter. Por un lado es un tipo de disciplinamiento para que no haya protestas, da lo mismo el género sexual. Por otro, especialmente hacia las mujeres, sucede un intento de relegación de estas hacia la esfera privada, del hogar, para que no puedan ocupar las calles», apuntó Dragnic.

Le preguntamos a la entrevistada sobre la respuesta del Estado ante estas situaciones.

«No existió casi ningún tipo de apoyo. (…) Llama la atención este doble discurso del presidente. Por un lado dice que va a proteger los derechos humanos, pero no ha habido aporte, si no que fue la sociedad civil organizada la que enfrentó estas situaciones», explicó la abogada integrante de la organización Miles por los derechos sexuales y reproductivos.

Paro nacional en Colombia; Trump podría declarar en juicio político

Este lunes 18 en Colombia comenzó el acuartelamiento de las Fuerzas Militares y la Policía ante el paro nacional del 21 de noviembre.

Se deben «prever planes de intervención en coordinación con autoridades» y «extremar medidas de seguridad en instalaciones militares e infraestructura del Estado», dice la orden emitida por el comandante de las fuerzas militares, Luis Fernando Navarro.

«El Gobierno utilizó este paro para plantear una estrategia de militarización. Parte de los motivos que convocan a esta movilización es el rechazo a estas medidas autoritarias, con un enfoque violatorio de los derechos humanos», dijo a En Órbita David Florez, vocero del movimiento Marcha Patriótica.

La convocatoria fue acogida por varios sectores, no solo por organizaciones sindicales y sociales. «Se espera una gran movilización a nivel nacional», apuntó el entrevistado. Figuras públicas como el cantante Carlos Vives y la reciente ganadora de Señorita Colombia, María Fernanda Aristizábal, llamaron a participar y apoyar la movilización.

Desde la reforma constitucional del año 1991, es la primera vez que se toman desde el Estado este tipo de medidas ante una movilización.

La convocatoria apunta contra el denominado ‘paquetazo’ impulsado por el presidente Iván Duque que prevé reformas tributaria, laboral y de las pensiones. También reclama el cumplimiento de los acuerdos de paz por parte del ejecutivo y el cese de los asesinatos a líderes sociales.

En otro orden, Donald Trump considera testificar en audiencias sobre su juicio político.

«Aun cuando no hice nada malo y no me gusta darle credibilidad a este fraudulento proceso, me gusta la idea y la consideraré seriamente», escribió el presidente estadounidense en Twitter.

La semana pasada comenzaron las audiencias públicas de la primera fase de un hipotético juicio político.

El Congreso, controlado por el opositor Partido Demócrata, lanzó en septiembre una investigación contra Trump por la conversación telefónica que mantuvo con el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

Las pesquisas apuntan a que Trump habría instado a Zelenski a investigar presuntas actividades corruptas de la familia del exvicepresidente Joe Biden en el país europeo.

Biden es uno de los precandidatos demócratas mejor perfilados para pugnar por la presidencia en las elecciones de 2020.

Estas y más noticias en En Órbita. Pueden escucharnos todos los días a las 19 hs de México, las 21 hs de Uruguay y las 0 GMT.