A un año del primer acto de ´Un Solo Uruguay´, realizaciones y números desnudan las falacias y mentiras de una movida claramente opositora

Este miércoles 23 de enero el movimiento ´Un Solo Uruguay´ realiza en Durazno un acto conmemorando el primero de un año atrás, en el que se presentó ante la opinión pública con el auspicio de los grandes medios de comunicación y transmitiendo un mensaje y un perfil nítidamente opositor.

La producción de InterCambio realizó un informe referido al tema y en este trabajo periodístico recordamos que hace muy poco tiempo, en la intersección de las rutas 5 y 30, durante el Consejo de Ministros desarrollado el 26 de noviembre de 2018 en el Departamento de Artigas, ´Un Solo Uruguay´ convocó a manifestarse con una plataforma que tenía como principal reclamo a la infraestructura vial.

Ello sucedió más de tres años después de que, en julio de 2015, el presidente Tabaré Vázquez adelantara la instrumentación de “una inversión récord en la historia del país”. El gobierno había dispuesto “destinar más de 12.300 millones de dólares al Plan Nacional de Infraestructura”, a ser  realizado durante el período constitucional que comenzaba (2015-2020).

A su vez, en el acto del 23 de enero de 2018, ´Un Solo Uruguay´ señalaba que el sector agropecuario y privado en general ´cargaban´ “con diez mochilas”, siendo una de ellas “el mal estado de las rutas”. Los voceros del acto reclamaron mayores inversiones en infraestructura y denunciaron que el gobierno presuntamente priorizaba la financiación de obras en el Sur.

Sin embargo, en junio de 2018, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, informaba que “el Plan Nacional de Infraestructura presentado por el presidente Tabaré Vázquez en 2015 lleva un 59 % de cumplimiento”. “Es un número muy satisfactorio, sobre todo si se tiene en cuenta que lleva tres años” de concreción, sostuvo García.

Pocos meses después, en diciembre pasado, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, señaló que ya se llevaban ejecutados unos 1.500 millones de dólares y que solo en 2018 la inversión superará los 504 millones, cifra récord en inversión vial en la historia de Uruguay.

Si a esta cifra se le suman aproximadamente 100 millones invertidos por la OPP en caminería rural en convenio con las intendencias departamentales; otros 152 millones en obras especiales y suplementarias para resolver la circulación de la carga de madera en el centro y el litoral; más 90 millones que se invertirán en el viaducto de la Rambla sobre el puerto de Montevideo, al final del período se habrá superado la inversión prevista.

Rossi destacó que, pese al incremento del volumen de carga registrado en el país durante la última década larga, a 2018 se ha “mejorado muchísimo” el estándar de las rutas en todo el territorio.

De hecho, se llevan rehabilitados 3.300 kilómetros de los casi 9.000 que componen la red vial nacional. Además, se han ensanchado y reforzado 26 puentes, otros 16 están en obras y se proyectan trabajos en otros 22. Actualmente, el 81% de los vehículos que circulan por las vías nacionales, lo hacen en rutas que están en buen y muy buen estado.

Por todos estos factores es que finalmente la inversión en obras viales terminó el año 2018 superando los 500 millones de dólares.
Contrastes similares entre los discursos condenatorios de ´Un Solo Uruguay´ y la realidad del país evidenciada en obras y cifras, pueden verificarse en materia de tarifas públicas, energía e inclusión financiera, entre varios otros capítulos en los que hay resultados tan tangibles como contundentes que desmienten la crítica fácil y la retórica sin fundamentos.